Mayo 09, 2004

Desclasificados
Viñetas de periodismo

Aprovechando que hoy se acaba el Saló del Còmic de Barcelona, le he pedido a Magda que me deje hablar de un autor de comics muy especial. Se llama Joe Sacco y es una especie de dibujante/periodista/reportero que ha firmado historietas tan imprescindibles como Palestina: en la franja de Gaza o Gorazde: zona protegida. Dos grandes tebeos que también son trabajos periodísticos de altura.

Joe Sacco es un escritor y dibujante de comics muy especial. La prueba es que cita como referentes principales de su trabajo a los periodistas Ryszard Kapuscinski y Robert Fisk. Pero para los que siempre hemos amado los tebeos, lo mejor de autores como Sacco o Art Spiegelman (imprescindible y desgarrador también su Maus) es que han demostrado que el cómic puede ser un medio tan válido como cualquier otro para contar cosas importantes.

Estos días Sacco ha estado por Barcelona para presentar su nuevo trabajo, El mediador, otro reportaje periodístico en forma de historieta donde regresa a Bosnia para retratar a uno de esos personajes que ejercen de intermediarios con los periodistas que cubren conflictos bélicos.

El País publicó el pasado viernes un interesante perfil de Joe Sacco:

Joe Sacco nació en Malta en 1960, pero vive en Estados Unidos desde hace muchos años. Es, sobre todo, un viajero, y realiza un tipo de narración periodística en forma de cómic sobre puntos calientes del planeta como Palestina (Palestina: en la franja de Gaza) y la antigua Yugoslavia (Gorazde: zona protegida).
(...)

En su trabajo, dos de sus referentes son Ryszard Kapuscinski y Robert Fisk. Del primero, la atención a las historias aparentemente tangenciales al principal foco informativo: "Hay muchas historias que los periodistas no cuentan. Y, a veces, las más pequeñas son las mejores". Del segundo, la utilización de la primera persona, ya que se incluye a sí mismo como narrador en sus historietas: "Que yo aparezca es una forma de advertir que la que expongo es mi visión de las cosas, lo que me parece más honesto. Es justo lo contrario de lo que hacen en general los periodistas de Estados Unidos, que presentan su trabajo como algo objetivo cuando no lo es en absoluto".

En El mediador reflexiona sobre esta pretendida objetividad. En el álbum cuenta la historia de Neven, un hombre que tras pasar un tiempo en las milicias seudomafiosas que defendieron Sarajevo al inicio de la guerra de Bosnia se dedicó a ofrecer sus servicios de traducción e información a los medios de comunicación destacados en la ciudad. ¿Son sus palabras verdad o mentira? ¿Es un tipo fiable? "Una de las cosas que quería reflejar es hasta qué punto este tipo de gente puede llegar a dirigir una historia para los periodistas".

Publicado por josep maria Mayo 9, 2004 08:13 PM | TrackBack

Comentarios

La figura de los mediadores (fixers o stringers, en el argot periodístico) es una de las menos reconocidas por quienes ejercen el periodismo de guerra. He conocido a varios mediadores en paro (lo mío son las posguerras y en ese tiempo ya nadie los necesita, todo está en aparente calma). Son gente normal y corriente que hasta que estalló la guerra en sus respectivos países no se imaginaba que su dominio de varios idiomas le convertiría en "instrumentos" indispensables para los corresponsales de guerra. Desgraciadamente, no aparecen en los créditos de los grandes reportajes y raramente las estrellas agradecen a sus "guías" (también les llaman así) el trabajo bien hecho. Un trabajo por el que ganan muy pocos dólares/euros al día, aunque arriesgan su vida. Y también algo más, ya que son parte "implicada".
Tengo ganas de leer el libro de Sacco, a ver qué cuenta. Su cómic sobre Palestina es muy bueno.

Enviado por: Magda en Mayo 10, 2004 05:33 PM