Octubre 11, 2004

Activismo y derechos humanos
Desde Yabalia

Leo en El País de hoy que "El Ejército israelí decide prolongar 10 días su ofensiva en Gaza". Santiago Recuerda (pseudónimo de un corresponsal español establecido en Jerusalén) me envió el pasado día 7 un correo electrónico con su visión personal sobre lo que sucede en Yabalia. Siento no haber podido colgarlo hasta ahora, pero desgraciadamente sigue siendo actualidad.

Los habitantes del campo de Yabalia no tienen nada que perder, por Santiago Recuerda

Los habitantes del campo de refugiados de Yabalia, que desde el pasado 29 de septiembre sufren una ofensiva militar israelí que ha resultado en la muerte de 92 palestinos en la toda la franja de Gaza, consideran que no tienen nada que perder.

Los habitantes de Yabalia inspiran respeto tanto entre palestinos como israelíes. A pesar de ser considerados ciudadanos de segunda clase por ser refugiados, se sienten orgullosos de su campo, Yabalia. Allí comenzó en diciembre de 1987 el primer levantamiento contra la ocupación israelí.

Las facciones izquierdistas, en particular el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), que dominaban el campo han sido rebasadas por el Movimiento para la Resistencia Islámica (Hamás) que hoy es sin duda la organización con el mayor poder de convocatoria.

Incluso Hamás abrió allí una oficina de relaciones públicas durante los primeros años de actual "intifada", la única en todos los territorios palestinos y que desapareció al ser bombardeada por Israel.

Los palestinos en la franja de Gaza son visiblemente más religiosos que en Cisjordania y hoy en día es difícil ver una mujer sin el pelo cubierto en ese territorio.

La pobreza, que según las agencias de las Naciones Unidas que trabajan en ese territorio pronto afectará a un 72 por ciento de la población, es sin duda el principal factor que contribuye al aumento en la religiosidad. Los palestinos en Gaza, acosados por el aburrimiento, marcados por la total ausencia de horizontes, de ambiciones, por un destino que no está en sus manos, se aferran a las llamadas de los muecines cinco veces al día en busca de orden y significado para sus vidas.

La franja de Gaza, con 1,5 millones de palestinos en 360 kilómetros cuadrados, es además uno de los lugares con mayor densidad de población de todo el mundo.

Los bajos índices de criminalidad en la franja de Gaza, a pesar de la combinación fatídica de pobreza extrema y hacinamiento, son sorprendentes. Y es que la población es perfectamente consciente de que viven una experiencia compartida, de que atraviesan juntos una tormenta, de que, más que nada, están en espera de comenzar vivir, y que por lo menos deben permanecer unidos.

Según el jefe en Yabalia de la unidad anti-crimen de la Policía palestina,
Imad Abu Dhaher, últimamente los delitos que más ocupan su tiempo son los robos de palomas.

Los palestinos construyen palomares en los tejados de sus casas y entre las aves pasan el tiempo y se olvidan de la realidad en la que viven. El campo de Yabalia con más de 100.000 habitantes es la mayor concentración de refugiados palestinos de todo Oriente Medio y la situación económica es tan difícil que cada vez con más frecuencia la gente transita en burro. Sus habitantes, como en el resto de la franja de Gaza, dependían de puestos de trabajo en Israel que desde el comienzo de la actual "intifada", hace cuatro años, en su mayoría han perdido.

Prácticamente todos coinciden en que con el proceso de Oslo (1993-2000) y la retirada del Ejército israelí de los centros de población sus condiciones de vida se han deteriorado. El control de la población palestina por parte de Israel continúa pero ahora es de manera indirecta.

La franja de Gaza esta rodeada por una valla electrónica y el Ejército regula al 100 por 100 quien entra y quien sale, por lo que ese territorio se ha convertido en una olla a presión. Según la ONU, desde principios de este año han muerto en la franja de Gaza una media de 45 palestinos al mes, y según la Media Luna Roja, las víctimas mortales en los últimos cuatro años en ese territorio ascienden a 1.600 palestinos en ese territorio.

Aparte de los civiles muertos en los últimos años por el uso excesivo e indiscriminado de la fuerza por parte del Ejército israelí, cientos de palestinos se han lanzado con desesperación contra los asentamientos judíos y las bases militares que les asedian, ataques que en la gran mayoría de los casos sólo han resultado en su propia muerte.


El Ejército israelí decide prolongar 10 días su ofensiva en Gaza
Un misil mata a un maestro palestino cuando iba a reabrir la escuela

FERRAN SALES - Campo de refugiados de Yabalia

EL PAÍS - Internacional - 11-10-2004

El Ejército israelí ha decidido prolongar 10 días la penitencia impuesta al campo de refugiados de Yabalia, al norte de la franja de Gaza, como castigo por la muerte de dos menores en la ciudad israelí de Sderot el pasado 28 de septiembre. Lejos de finalizar como pronosticaban los vecinos más optimistas, la ofensiva militar, que ya suma 12 jornadas, se recrudeció ayer coincidiendo con el intento de imponer cierta normalidad en la zona. Las autoridades palestinas han ordenado, entre otras medidas, reabrir las escuelas para impedir que los menores pululen por las calles y se conviertan en blanco de los soldados israelíes.

Maher Mohamed Zakd, de 39 años, maestro en una escuela de Naciones Unidas en el campo de refugiados de Yabalia, encontró ayer por la mañana la muerte cuando se dirigía a su puesto de trabajo, tratando de cumplir las consignas de las autoridades que desean reiniciar las clases cuanto antes, para mantener a los niños controlados y al abrigo de los disparos. La víctima falleció por el disparo de un misil israelí lanzado desde un avión no tripulado espía -zanana- contra un taller en el que se fabrican piezas ornamentales de cemento. Su cuerpo quedo descuartizado por la bomba. Su rostro, desfigurado.

Muy cerca de los restos de este maestro, al pie de un muro en el que se podía leer escrito en árabe "Gloria a los mártires", quedaron malheridos siete niños, que a aquella hora de la mañana se dirigían también a la escuela.

Cuatro de los menores, con edades comprendidas entre los 8 y los 16 años, se encuentran en un estado muy grave. Un número indeterminado de vecinos de esta zona de Yabalia donde se registró el ataque, la plaza de la mezquita de Jolfa, resultaron también malheridos. Al menos cinco casas quedaron destrozadas.

Los restos desperdigados del maestro Zakd fueron enterrados ayer en medio de los gritos y las banderas de Hamás. Paradójicamente, la víctima hacía pocas semanas que había llegado a Yabalia, huyendo de las bombas del campo de refugiados de Jan Yunes, al sur de la franja de Gaza. Había alquilado una casa y esperaba la llegada de su esposa y sus hijos. Los soldados impidieron ayer a sus familiares trasladarse a Yabalia para asistir al funeral.

Como si fuera un incidente casual, pocas horas antes el Ejército israelí había disparado un misil sobre el domicilio del catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad de Al Azar, Riad A. Elaila, de 52 años, padre de cinco hijos. El proyectil, lanzado a la una y media de la madrugada, iba dirigido contra un grupo de jóvenes que permanecían ociosos en una callejuela adyacente a la avenida Aluda, a espaldas de un hospital de Naciones Unidas, en el corazón de Yabalia. El misil impactó en el balcón de la casa, hizo saltar por los aires puertas y ventanas y provocó más angustia en la familia de este catedrático de nacionalidad hispano-palestina.

"La ofensiva se está recrudeciendo. Los tres primeros días de la operación entraron hasta donde querían entrar. Tomaron posiciones. Ahora se dedican a efectuar operaciones selectivas; sin hacer distinciones entre niños, mujeres, ancianos o combatientes", asegura el profesor Elaila, tratando de describir la estrategia de las tropas israelíes. Hoy ha suspendido su clase en la Universidad. Mañana tratará de explicar a sus alumnos los cimientos de la democracia.

Yabalia, dolorida, dudaba ayer al mediodía entre continuar levantando barricadas en las calles con las que detener el próximo ataque del Ejército israelí o ir al mercado para comprar los alimentos necesarios para festejar el inminente mes sagrado del Ramadán. Los titubeos apenas duraron unos instantes. La mayoría de los refugiados están de acuerdo: "Este año por Ramadán ayunaremos, pero no lo celebraremos", dijo uno de ellos.

Atentado en Taba
Por otro lado, los restos de todos los israelíes desaparecidos en el atentado de la noche del jueves en el hotel Hilton de Taba (Egipto) han sido hallados y ascienden a 13, según fuentes de la seguridad israelí. Un total de 33 personas murieron y 124 resultaron heridas en las explosiones casi simultáneas en el Hilton y la localidad de Ras al Satan, situada a unos 50 kilómetros, informa Efe. Según el diario israelí Haaretz, las autoridades egipcias han detenido a unas 150 personas, muchos de ellos beduinos de la península del Sinaí, y 50 de ellos han sido trasladados a El Cairo para ser interrogados.


Publicado por magda Octubre 11, 2004 01:04 PM | TrackBack

Comentarios

De El Mundo del día 8 de octubre:

EXTRAJERON 20 PROYECTILES DE SU CADÁVER
Un soldado israelí revela que su superior acribilló a una niña palestina

EFE

JERUSALÉN.- El relato de un soldado del Ejército israelí sobre la muerte el miércoles de la niña palestina Imam al Hams, de 13 años, ha revelado el espeluznante comportamiento de un oficial que acribilló el cuerpo de la menor después de que ya estuviera muerta.

Imam al Hams murió frente a un puesto militar israelí en Gaza en un suceso que conmocionó a la opinión pública palestina e israelí, porque los forenses extrajeron 20 proyectiles de su cadáver.

El mismo día del suceso el Ejército israelí abrió una investigación sobre el caso, aunque ha sido el testimonio del soldado a la edición electrónica del diario israelí 'Yediot Aharonot' el que ha destapado lo que ocurrió.

Según el militar, la menor no fue acribillada por los soldados que la vieron aproximarse, sino por el oficial a cargo de la base de Girit. "En un principio se nos informó de que se aproximaba un sospechoso", relata el soldado, quien explica que en esos casos sus órdenes, en una zona donde a diario se suceden los ataques palestinos contra blancos israelíes, es abrir fuego para neutralizar la amenaza.

"Poco después los vigías nos dijeron que era un joven con un bolso, pero como seguía acercándose temieron que tuviera una bomba y le dispararon desde varias direcciones", agrega la fuente. La niña, asustada, corrió de una dirección en otra, hasta que cayó abatida.

'Los soldados nos quedamos consternados'
"Fue entonces cuando el jefe del pelotón salió del puesto militar y a quemarropa le efectuó dos disparos. A continuación, con una ráfaga, vació todo el cargador en la niña muerta", recuerda el testigo. Según su testimonio, "el oficial regresó a la base como si nada, pero los soldados nos quedamos consternados por lo que habíamos visto".

"Sabemos que hay tensión en la zona y que cada uno que se acerca a la base militar es sospechoso, pero somos conscientes de que hay normas y que lo que ocurrió no tendría que haber sucedido", subraya. "Teníamos que parar a la niña, pero desde luego no con la intención de matarla y mucho menos de ejecutarla y después darle el tiro de gracia", concluye.

Al-Hams murió en el sur de Gaza cuando, camino de la escuela, se perdió debido a una densa niebla en la zona y se dio con el puesto militar israelí.

La fiscalía militar israelí indicó al diario que sigue investigando los hechos y que contrastará el testimonio del soldado con los de otros testigos.

Enviado por: Magda en Octubre 11, 2004 01:19 PM

Dos nuevos artículos sobre el mismo tema:

(De Haaretz):

"IDF probing if officer fired at already-wounded Gaza girl"
By Amos Harel and Arnon Regular, Haaretz Correspondents and Haaretz Service

Military Advocate Brigadier General Avihai Mandelblit has ordered military police to open an investigation Monday into charges that a company commander "confirmed the kill" of a 13-year-old girl from Rafah, who was hit by IDF fire last week.

The term is military slang referring to the firing at close range of combatants after they have already been shot to the ground, ostensibly to assure that they present no further danger, but effectively to make sure they are dead.

The practice is considered contrary to formal IDF regulations governing rules of engagement.

Colonel Avi Peled, commander of the IDF's regional brigade in the southern Gaza strip, will conduct the investigation into the circumstances of the death of 13-year-old Iman Alhamas, who was shot by soldiers from the Givati Brigade near the IDF Girit outpost near Tel el-Sultan in western Rafah.

Over the last few days suspicions have intensified over the company commander's actions after the girl was shot. The army's explanation of the incident was that the soldiers who fired believed the girl to be a terrorist, and that her school bag contained explosives. The bag was later discovered to have held only schoolbooks.

The Chief of Staff Lieutenant General Moshe Ayalon claimed in Sunday's cabinet meeting that Palestinian militants had sent the child toward the outpost to draw out the soldiers so that Palestinians snipers could fire at them, and that intelligence reports had forewarned of actions of this nature. The army also said the child aroused suspicion because she had strayed far away from the route to school and several hundred meters away from the nearest houses.

In the meantime the investigation took a dramatic turn when company soldiers told the mass daily Yedioth Ahronoth that the company commander, who had participated in the shooting from afar, came close to the girl's body, "emptied his magazine" at her, and "confirmed the kill" by shooting at her head.

As a result of the publication, the army expanded its inquiry in this direction. During the initial inquiry the commander confirmed having shot the girl but, based on what he said, it was unclear at what range. Several soldiers corroborated their friends' report that the shooting was done at close range. Others said the fire came from three different positions.

The army says that if the charges against the company commander are found to be true, he will be subject to disciplinary measures. Simultaneously, an investigation by military police is under consideration. The army investigation will presented to the Chief of Staff upon completion.

This is the second scandal in the Shaked battalion of the Givati Brigade in two weeks. Last week Haaretz reported that GOC southern Command Major General Dan Harel recommended dismissing another company commander in the battalion, following the investigation of an incident where militants infiltrated an outpost at the end of September, killing an officer and two soldiers. Harel made his recommendation in light of "faulty norms" prevailing in the battalion, that the investigation revealed. The recommendation awaits the Chief of Staff's approval.

Ihab Alhamas, the older brother of Iman, spoke with Haaretz yesterday: "Anyone who knows even a small bit about the rules governing Palestinian society knows that there is a complete social taboo against the use of girls for military purposes. It is all excuses to disguise the IDF's blind hatred toward Palestinians. They have no pity for the elderly, and I am sure, now that they have killed my sister, that they have no pity for children".

Al-Hamas rejected the IDF's claims that the girl was exploited by armed militants who wanted to fire at the Israeli soldiers. "We know that this area, where the outpost called Tel Zuarub by Palestinians is located, is off-limits, but no-one can control kids all the time. These are all unfounded lies. Iman got up, had breakfast with five of her nine brothers, and took leave of her parents as she does every day on the way to school. Even if someone used the child, and I am certain it did not happen, she presented no danger to anyone, and shouldn't have been shot at. More than 20 bullets were found in her body, and her head was severed from the heavy fire. Is this how Israelis want to display their bravery to the world?"

Y de La Vanguardia:

"Sharon se enfrenta a su Ejército al negarse a poner fin a la operación militar en Gaza"
En los últimos doce días han muerto 111 palestinos, 39 de ellos civiles

LVD - 11/10/2004 - 09.10 horas

Jerusalén. (EFE).- El primer ministro israelí, Ariel Sharón, se niega a poner fin a la ofensiva el norte de la franja de Gaza -donde han muerto en los últimos doce días 111 palestinos, 39 de ellos civiles- a pesar de las recomendaciones del Ejército de retirarse, informa hoy el diario israelí "Haaretz".

Según el rotativo, la operación "Días de Penitencia" continuará a pesar de las crecientes críticas del Estado Mayor y de los responsables de la zona militar sur del Ejército israelí.

Al parecer, el Ejército israelí anunció hace varios días que la operación en Yabalia había llegado a su fin y recomendó que sus tropas se replegarán a las afueras del campo. Asimismo, oficiales del Ejército afirmaron que con la permanencia en el campo aumenta el riesgo para las tropas y que las lanzaderas de cohetes "Al Kasam" habían sido trasladados a otras áreas fuera de Yabalia, con lo que aconsejaban que la ofensiva se trasladara a otros lugares en la franja de Gaza.

Mientras, Sharon se niega a dar el visto bueno a estas recomendaciones, ha ordenado que el Ejército continúe en Yabalia y que se hagan ofensivas contra otras áreas desde donde se lanzan los "Al Kasam".

Los misiles "Al Kasam" son cohetes de fabricación casera de poca precisión que han causado la muerte en los últimos cuatro años a cinco israelíes, tres de ellos niños.

Enviado por: Magda en Octubre 11, 2004 02:53 PM

De Btselem:

http://www.btselem.org/

4.10.04: Data on IDF Action in Northern Gaza Strip - 41% of Fatalities are Civilians

B'Tselem has completed an initial investigation into the IDF operation in the northern Gaza Strip. The investigation reveals that from the beginning of the operation until this afternoon (Monday):

75 Palestinians have been killed by IDF forces. This includes 31 civilians who took no part in the fighting. Among the dead are 19 children, ages 17 and under.

The IDF has completely demolished some 55 houses in the eastern neighborhoods of the Jabaliya refugee camp.

Some 50 additional houses have been severely damaged.

Seven Palestinian neighborhoods in Beit Hanoun, Beit Lahiya and the Jabaliya refugee camp, home to some 50,000 people, are under complete siege. The water and electricity supplies have been cut off and food stocks are running out.

Daud Asliya, a 33 year-old resident of the a-Sica neighborhood in the eastern part of the Jabaliya refugee camp, told B'Tselem: "Since the invasion began we have been under siege and cannot leave the house. A tank is positioned about 50 meters from my house and is intensively shelling all the time…. We have been surviving on the water that I had stored in barrels, but this has almost run out. Yesterday almost all of our food ran out, except for some bread and tea…. The children are panicked and cry around the clock."

The Qassam rocket attacks on Sderot carried out by Palestinian militants are illegal and constitute a war crime. However, the grief for the death of Israeli civilians cannot justify such extensive harm to Palestinian civilians uninvolved in the hostilities.

B'Tselem calls on all sides involved in hostilities to respect the principles of international humanitarian law and to avoid all targeting of civilians. In addition, B'Tselem calls on the IDF to:

Avoid firing upon combatants if such firing is liable to cause widespread civilian casualties;

Avoid destruction of houses that is not necessitated by urgent military needs;

Ensure the continuous supply of water, food and medicine, in accordance with the High Court ruling regarding the IDF operation in Rafah in May 2004.


Enviado por: Magda en Octubre 11, 2004 03:02 PM

Bañad@s en sangre cogemos el metro, tomamos un café en el bar de la esquina, saludamos a la vecina del tercero, nos encendemos un cigarrillo, miramos nuestros correos electrónicos. Bañad@s en sangre, caminamos por el pasar de nuestra vida. Y en lugar de otra cosa, nos acostumbramos al color rojo de la cotidianeidad.

Enviado por: Hester Prynne en Octubre 11, 2004 03:35 PM

Entrevista al alcalde de Yabalia publicada hoy en "El País":

EL CONFLICTO DE ORIENTE PRÓXIMO
ENTREVISTA: JALIL SAMORA Alcalde de Yabalia

"Nada es tan irreparable como los daños psicológicos de los niños"

FERRAN SALES - Campo de refugiados de Yabalia

EL PAÍS - Internacional - 13-10-2004
Yabalia es además una ciudad tradicionalmente rebelde: se levantó en reiteradas ocasiones contra los egipcios en la década de los sesenta y volvió a hacerlo con insistencia en la época de la ocupación israelí, especialmente en diciembre de 1987, cuando se convirtió en cuna de la primera Intifada. Ahora la historia amenaza a convertir este enclave del norte de la Franja de Gaza en tumba de la Intifada de Al Aqsa.

Desde su oficina del Ayuntamiento, Samora acaba de lanzar un llamamiento a la comunidad internacional para que presione al primer ministro israelí, Ariel Sharon, y le obligue a poner fin a esta ofensiva militar bautizada con el nombre Días de Penitencia. El número de cadáveres se eleva a 120, entre ellos 40 niños.

Esta mañana, Samora se siente mas desesperanzado que nunca. Tras varias horas de discusión y debate con las autoridades israelíes, a través de la Cruz Roja, le ha llegado de los soldados un mensaje tajante, por el que le prohíben llevar el agua con los camiones-aljibes a los 40.000 habitantes, que se encuentran cercados por las tropas en la zona norte del municipio. A pesar del calor, hoy tampoco habrá agua para una cuarta parte de la población de Yabalia.

"No han servido de nada las súplicas ni tampoco las amenazas; quieren matarlos de sed. Alguna mañana hemos conseguido romper el cerco y llegar a la zona con los camiones repletos de agua. He visto a los niños arrimarse a la boca de la manguera y beber más de lo que sus cuerpos pueden soportar", explica el alcalde, mientras en un trozo de papel amontona las cifras y las estadísticas. El problema de la escasez de agua provocada por la destrucción de la red de tuberías y la falta de electricidad para accionar los pozos preocupa especialmente al municipio, que se plantea la posibilidad de empezar a reciclar las aguas residuales.

Pero eso no es todo. Los servicios asistenciales de Yabalia tienen ya censados a 150 niños que quedarán para toda su vida discapacitados, por heridas sufridas durante esta ofensiva israelí. Las explosiones de los misiles han dejado a algunos de los menores sin brazos o sin piernas, pero a otros absolutamente inmovilizados y condenados a permanecer en una silla de ruedas. Unas setenta casas han quedado destruidas totalmente, cerca de 200 gravemente dañadas. Los comercios de lo que en otra época era la gran avenida de Salahadin están devastados. Las mercancías de las tiendas han sido pisoteadas por los tanques.

"Pero lo peor no son las balas ni los destrozos. Lo más insoportable es el sufrimiento y los trastornos psicológicos que están provocando en toda una generación de pequeños, que han vivido bombardeos, han visto morir a sus padres o cómo sus casas quedaban destruidas. Nada es tan irreparable como los daños psicológicos de los niños. Por eso pido a la comunidad internacional que empiece a actuar", se lamenta el alcalde de Yabalia, mientras insiste en su reflexión inicial: "El castigo se ha convertido en una catástrofe humanitaria".

Enviado por: Magda en Octubre 13, 2004 08:15 AM