Noviembre 14, 2006

Desclasificados
Estadísticas varias

SOBRE SUICIDIOS. Cada vez somos más europeos y más modernos y más infelices. Esta mañana leía en La Vanguardia un reportaje de Jordi Bordas basado en el último informe de la Agència de Salut Pública de Barcelona en el que explicaba que “un ciudadano menor de 45 años se suicida cada semana en Barcelona. En el 2004, último año del que se disponen datos completos, 54 personas, entre hombres y mujeres, que no habían cumplido los 45, decidieron poner fin a su vida. Por primera vez desde hace 20 años, el suicidio es la primera causa de mortalidad en este segmento de la población, por encima, incluso, de los accidentes de tráfico y el sida, las dos plagas más mortíferas hasta ahora”.

Enfrentarse a estos datos no es sencillo. En estas latitudes, donde nos encanta decir que se vive mejor que en ningún lugar del mundo, el suicidio es un tema tabú, todo lo más una desgracia que se asocia a los suecos.

SOBRE VIOLENCIA DE GÉNERO. El suicidio no es el único estereotipo extendido por estas latitudes. También yerran quienes creen que los hombres que asesinan a sus parejas son más numerosos en España que en otros países. La estadística asegura que aquí el porcentaje es mucho menor que en otros estados. Según “un informe del Centro Reina Sofía del 2000 revela que la tasa de uxoricidios era del 2'44 por millón, cifra por debajo de la cual sólo estaban Islandia, Irlanda, Holanda y Polonia. El resto de las naciones civilizadas -Finlandia, Dinamarca, Suecia, Rumania, Reino Unido, Italia,
Alemania o Francia-, ofrecen cifras de asesinatos de mujeres hasta cinco
veces más altas”, según escribía el pasado 5 de noviembre en El Mundo José Díaz Herrera, autor de “El varón castrado”.

El tono del artículo de Díaz Herrera destila misoginia empezando por el título. Ello no quita que diga verdades como puños como denunciar que en nombre de la Ley contra la Violencia de Género se están cometiendo graves abusos. Criticar las injusticias que se amparan en esta ley –como las denuncias falsas de malos tratos por parte de mujeres que pretenden obtener ventajas en sus procesos de divorcio- convierten a cualquiera que ose hacerlo en persona non grata. Un ejemplo es Maria Sanahuja, jueza decana de Barcelona, firme defensora (y “practicante”) de la custodia compartida y muy crítica a la hora de exponer el problema de las denuncias falsas.

Las mujeres de este país necesitan leyes que las amparen, sistemas de protección para evitar que las maten como viene ocurriendo con una frecuencia alarmante, pero también necesitan leyes justas. Conozco personalmente un par de casos bastante próximos en los que dos mujeres presentaron denuncias por malos tratos y al cabo de un rato sus respectivas parejas pasaban una noche en el calabozo, tenían órdenes de alejamiento y serias dificultades para visitar a sus hijos. En ambos casos, las denuncias han sido archivadas.

En cualquier caso, mientras hablamos de las agresiones más escabrosas y sensacionalistas y nos hacemos los indignados de vez en cuando, nos entretenemos y no analizamos en profundidad la desigualdad que existe entre hombres y mujeres en casi todos los ámbitos de la vida.

* SOBRE DAÑOS COLATERALES. Hace unas semanas, The Lancet volvía a presentar un informe sobre los muertos en Irak desde la invasión liderada por estadounidenses y británicos. La cifra impactó lo que impactan estas cifras, un par de días. Ya nadie habla de los datos ofrecidos por esta revista científica: “han muerto en Iraq entre marzo de 2003 y julio de 2006 como consecuencia directa de la ocupación 654.965 personas, el 2,5% de la población de Iraq, 600 al día, la gran mayoría de ellas (el 91%) por actos violentos y el resto debido al deterioro de las condiciones de vida”.

Por supuesto, un elevado porcentaje de estos muertos son provocados por ataques de miembros de Al Qaeda, como alegan los defensores de la ocupación. En cualquier caso, la gran mayoría de ellos no estarían muertos si no hubiera habido invasión. Forman parte de los que hasta fechas recientes se denominaban “daños colaterales”. Por suerte, parece que este término va cayendo en desuso. El cinismo también sufre los vaivenes de la moda.

Hoy he recordado esta expresión al escuchar las declaraciones de Eduardo Madina, el diputado del PSE que perdió una pierna en un atentado de ETA hace cuatro años y medio. Sus padres cayeron en una depresión cuando comprendieron que estuvieron a punto de perder a su único hijo. El padre la superó, su madre no. Ocho meses después, a los 49 años, murió a causa de un infarto. ¿Es esa muerte un “daño colateral”?

El testimonio de Madina durante el juicio a los dos etarras que intentaron asesinarle ha sido muy emotivo y los noticiarios lo han tratado bastante respetuosamente. Por desgracia, algunos de ellos han remarcado que ningún miembro de la Asociación de Víctimas del Terrorismo acudió al juicio esta mañana. Y es una pena por partida doble. Una: porque no hayan ido. Dos: porque algunos quieran destacarlo interesadamente. ¿Cuándo dejarán unos y otros de utilizar el terrorismo como arma política?

ÀGORA (CANAL 33): La estadística del programa “Àgora” (Canal 33) se “saldó” ayer positivamente. De cinco invitados, ¡3 eran mujeres! Un porcentaje semejante se había dado una única vez en su historia reciente.

Publicado por magda Noviembre 14, 2006 11:55 PM

Comentarios

A ver, Magda, vamos por partes.
Suicidio. No me extrañan para nada los datos que aportas. Son muchas las causas que abocan a la gente a tomar una medida tan tremenda y no me atrevería yo , entre otras cosas por que no estoy ni los mas minimamente preparado, para hacer un analisis de todo ello. Sin embargo me atrevo a dar solo un apunte. Estamos inmersos en una sociedad llena de contradiciones. Por una lado parece trasnochado, muy de derechas y muy catolico el tener valores, no solo religiosos, sin valores sociales y morales, por lo que algunos estan empeñados en desterrarlos, creando una sensación de relatividad, de conformismo, de pasividad, un pensamiento muy naif, en el que lo unico que importa es ser feliz, sea como sea, feliz, y si es con mucho dinero, mejor, desterrando a la familia (pareja, padres, hijos), por valores materiales y ficticios que conducen a una sociedad vacua y una falsa y momentanea felicidad. Por otro lado, estos mismos que defienden esta perdida de valores, son muy críticos con esta sociedad, sí, con la sociedad que están creando ellos, creando un complejo de culpa, de insatisfacción, casi criminalizando a todo lo occidental. Muchos ya estamos perdidos...muy solos entre la multitud, y no encontramos referentes que nos guíen....pero como dije al principio esto es solo un uno por ciento de lo que se le puede pasar por la cabeza a un suicida..
VIOLENCIA DE GENERO: el otro día vi una entrevista de Díaz Herrera y no te pienses que es misogino. Despues de hablar de su libro, de todos los datos que aporta y la desigualdad de la ley, dejó muy claro que hoy en día las que mueren casi unicamente son las mujeres y que el hombre es mucho mas tendente a usar la violencia que la mujer. De todas formas es un tema muy complejo, mas de lo que la gente se piensa. Se detiene a muchos hombres, y, casi todos, pasan una noche como minimo en el calabozo, y ya quedan marcados con el stigma del maltratador, aunque a los dos días les vuelvas a ver juntos tomando un café y tan contentos. Aunque solo haya sido una discusión entre pareja, si este dice " te vas a enterar", esto ya se puede considerar una amenaza, y por lo tanto delito, asi que detención y puesta a disposición judicial. Muchos jueces dejan en manos del Agente policial la decisión, " si usted ve que la agredida no corre peligro, impútelo sin detención", pero claro, ningún agente se moja, y se procede a la detención. Yo creo que algo no está bien hecho, y mucha gente en la Judicatura piensa lo mismo., lo que pasa que había que poner un parche en la herida, y como todos los parches, no la curan.
DAÑOS COLATERALES, poco que decir. Ya escuchamos como quien escucha los deportes, con toda normalidad, que 50 personas murieron en Irak, otra 60 en afganistan, otras 30 en palestina.....así todos los días,,,esto es un desastre. No tiene nombre. Lo que está claro que siempre mueren, morimos, los mismos. Esto tiene que cambiar.
Respecto a lo de Madina, fijate, cuantas familias destrozadas por la barbarie de ETA. El otro día no se quien minimizó las muertes de ETA. La cantidad de familias destrozadas por unos asesinos enajenados. Madina, mientras habla de talante, de dialogo....y ellos en la cabina de cristal se mofan, se rien de el , se rien de todos nosotros. Madina solo se enfada y se crispa cuando habla de Acebes. Y si no piensas como el te llama Facha en su blog....Madina dice que los que se oponen al proceso de paz, quieren que haya mas muertos, y no ve con malos ojos a los muchachos de ETA, esos descarriados, dice. Si, pienso en Irene Villa y me la imagino deseando mas muertes.Mientras su presidente, dice que Otegui es un hombre de paz. Magda, no entiendo nada.

Enhorabuena por lo de Agora. Y si hubieras ido tú, seguro que ya te fichaban para siempre...un besote.

Enviado por: Pablo en Noviembre 19, 2006 03:27 AM

Hooola, Pablo,

lo del suicidio es muy complejo, pronto escribiré algo sobre el tema, vengo siguiéndolo desde hace tiempo. Pero estoy de acuerdo en que esta sociedad está perdiendo sus valores, pero no tiene nada que ver con el mundo occidental. Es algo común en todo el planeta. El valor supremo es el consumismo, aquí, en China y en Senegal. No tiene nada que ver con el Islam ni nada parecido.

Los mayores de Senegal (casi todos musulmanes) se quejaban de que sus jóvenes estaban perdiendo los valores, que sólo querían consumir y tener el coche más grande, que ya no cuidaban de las familias como antes ni tampoco eran tan hospitalarios. En Irán la cosa no cambia demasiado, pese a todos los todos.

Sobre el libro de Díaz Herrera no puedo opinar, solo el tono de su artículo era un poquito misógino, pero estoy de acuerdo en denunciar los abusos por parte de mujeres y sus abogados. Por eso escribí este post, aunque sea políticamente incorrecto. Desgraciadamente, a menudo la ley se aplica de manera injusta.

Muchas gracias por tus comentarios.
Un abrazo,
/Magda

Enviado por: Magda en Noviembre 19, 2006 10:05 AM

Es curioso. Dos tercios del mundo luchando por tener una vida, y el otro tercio no sabe que hacer con ella...

Enviado por: Bárbara en Noviembre 21, 2006 05:07 PM

No me extraña,a mi cada dia me parece mas mierda este mundo,un engaño,una pantominna,donde unos pocos se forran a costa de otros,donde el pueblo está sometido a base d cuatro regalos del gobierno,en fin todavia no me toca.

Enviado por: m en Noviembre 29, 2006 11:47 PM