Abril 20, 2007

Activismo y derechos humanos
"Coser y cantar"

Carmen Domingo publica "Coser y cantar. Las mujeres bajo la dictadura franquista" (Lumen):

Terminada la Guerra Civil, el aparato represivo del franquismo no se detuvo ante nada ni nadie en su intención de construir una nueva España que bailara al compás del nuevo régimen fascista. En el caso de las mujeres, la vigilancia y la represión de las que se consideraban rebeldes fue, si cabe, mucho más estricta que para los hombres, y el control al que fueron sometidas superó el ámbito de las cárceles y los campos de concentración, llegando incluso al ámbito de las casas, los comedores y los dormitorios. En poco tiempo, la Sección Femenina, con Pilar Primo de Rivera a la cabeza, en estrecha colaboración con la Iglesia católica, logró relegar a la mujer a las dos únicas funciones que, según ella, podía realizar: ser esposa y madre, pues el talento creador y analítico estaban «reservados por Dios para las inteligencias varoniles», mientras que bastaba con que las mujeres representaran los valores de la «resignación, sumisión, entrega, sacrificio, aceptación y renuncia».

Pero no sólo la mujer vencedora pobló la España de la dictadura de la que se ocupa la primera parte del libro. En una segunda parte se detalla la situación que vivieron miles de mujeres condenadas a las cárceles franquistas -aquellas que no gacharon la cabeza y se pusieron a coser-, hasta acabar, en la tercera parte de este ensayo, por aquellas mujeres que, expulsadas de sus casas y obligadas a atravesar las fronteras de nuestro país, vivieron el exilio. De todas ellas, aquellas que de tanto coser y cantar acabaron por olvidarse de vivir, es de las que habla este libro de Carmen Domingo, en el que por primera vez se trata de forma amplia y extensa la situación que vivió la mujer durante los cuarenta años de dictadura
franquista.

Publicado por magda 09:55 AM | Comentarios (11)

Abril 19, 2007

Desclasificados
Salud mental

El autor de la matanza en la Universidad de Virginia ha conseguido su objetivo: que el mundo entero hable de sus asesinatos y Antena 3, el triple. He aguantado hasta ahora sin escribir sobre él por principios, pero ahora tengo que hacerlo por pura supervivencia, para no volverme loca yo también. Estoy harta de enchufar la tele y ver su cara de psicópata y la de todos esos pseudoexpertos que analizan mentes retorcidas, enfermas, despiadadas, bla bla bla. Cuidado, muchachos solitarios, sois sospechosos a partir de ahora. Introvertidos, haced cursos de oratoria rápidamente.

Por suerte, aquí no estamos tan locos como los estadounidenses, dicen nuestros tertulianos omnipresentes una y otra vez. Y su autocomplacencia se adorna con reportajes sobre armas de diferente calibre. Apasionante.

Pero, ¿qué se echa de menos en este nuevo circo?

Para empezar, un pequeño reportaje, chiquitito, apenas dos minutos, lo que dura el trailer de un thriller, un videoclip de Marta Sánchez, sobre cómo están funcionando los servicios de salud mental en este país. No hace mucho que se manifestaron en Barcelona algunos profesionales del sector, hartos de pedir más recursos por parte de la Administración. Una de mis mejores amigas es trabajadora social y dice que están desesperados. A veces me explica que no saben cómo atender tantos casos y que los niños son, como siempre, los más desprotegidos.

Esto me recuerda a una mujer -creo que trabajadora social también- que participó en el primer programa de “Tengo una pregunta para usted”. Aprovechó su turno para contarle a Zapatero el caso de una niña que había sufrido abusos sexuales y que cuando empezaba a superarlos tuvo que volver a enfrentarse a su agresor en un juicio. La señora insistió para que le contestara si tenía previsto crear juzgados especiales para los menores que son víctimas de algún delito, similares a lo que existen para los niños que los cometen. Pero no hubo manera, Zapatero se limitó a lamentar el caso de esa niña concreta y no fue capaz de pasar a la generalidad ni decir nada inteligente.

De todos mdos, los periodistas fuimos aún peores. Al día siguiente sólo supimos hablar del dichoso café.

Dentro de unos minutos, TVE emitirá la segunda edición del programa, dedicado esta vez a Mariano Rajoy. Me muero de ganas de ver cómo contesta a según qué preguntas por muy preparadas que las lleve. Hay cosas que no tienen explicación.

Publicado por magda 09:35 PM | Comentarios (18)

Desclasificados
Reportaje sobre el canon

A continuación, cuelgo el reportaje sobre el canon que publico este mes en la revista Playboy:

El canon

Medio país anda revuelto protestando contra el canon y el otro medio no sabe muy bien de qué va la cosa, pero ha oído que, además de las hipotecas, pronto subirán los mp3, las impresoras, las memorias fotográficas y hasta los móviles. El motivo: todos estos aparatos pueden ser utilizados para reproducir obras artísticas y, en este sentido, atentan contra los derechos de sus autores. Una copia más, una venta menos, alegan. En macrocifras, los autores pierden 70 millones de euros anuales a causa de las copias, según datos ofrecidos por Teddy Bautista, presidente de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

La clave de los que protestan contra la imposición del canon está en la palabra “pueden”. Estos aparatos pueden ser utilizados para hacer copias privadas, algo perfectamente legal, pero también pueden no serlo. Sin embargo, el canon -definido como una remuneración compensatoria a los autores por las pérdidas que les ocasionan las copias de sus obras-, es indiscriminado, ya que la Ley de Protección Intelectual (LPI) aprobada en junio de 2006 establece que se aplique a todos los soportes digitales excepto los discos duros.

Cultura gratis
Rafa Sánchez, director de copia privada de la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA), admite que esta tasa “genera una pequeña injusticia”, pero, según él, es la opción más adecuada, ya que tal como se desprende de la LPI los derechos de autor son “irrenunciables”. Recortarlos perjudicaría seriamente a la creación, aseguran artistas como Luis Cobos, presidente de la Asociación de Artistas, Intérpretes y ejecutantes (AIE). La mayoría de ellos sostiene que la gente tiene que ganarse la vida y que “la cultura no puede ser gratis”. En este sentido, comparan los derechos de autor con las patentes que se pagan, sin grandes aspavientos, por los productos industriales.

El problema es que los cds y los dvds, que ya llevan un canon de 0,21 € y 0,60 €, respectivamente, no sólo se utilizan para hacer copias privadas, sino que muchos de ellos se destinan a almacenar datos y documentos personales.
El representante de los productores admite este doble uso, pero asegura que es “ridículo e ineficaz” pretender que la cajera del supermercado pregunte a los clientes cuántos cds de la tarrina de 100 unidades va a destinar a grabar películas y cuántos a documentos personales. “Si hiciéramos esta distinción el canon sería mucho más alto. Hay dos opciones: o bien gravamos todos los soportes y así el canon es más bajo, o sólo aplicamos el canon en algunos de ellos y entonces será mucho más alto”, añade.

La segunda posibilidad ha quedado definitivamente descartada. La tasa se impondrá a todos los productos tan pronto como las sociedades de gestión de derechos de autor y los fabricantes de soportes digitales se pongan de acuerdo sobre las tarifas a aplicar y se concreten algunas definiciones.
En este sentido, las asociaciones de consumidores han sido ninguneadas, lamentan las incluidas en la plataforma Todoscontraelcanon, la coordinadora que el pasado 19 de marzo presentó un millón de firmas contra el canon ante el Ministerio de Industria.

Teóricamente, el canon no afecta a los usuarios, sino a los fabricantes, que son los que deben pagar a las entidades de gestión de derecho la remuneración compensatoria. En la práctica todo el mundo sabe que la industria no va a perder beneficios, sino que acabará cargando el canon en el precio de venta del producto como ya ha ocurrido con cds y dvds.

El canon que se baraja para un MP3 sencillo es de 1,17 € y para una memoria fotográfica con conexión USB es de 0,33 €, a pesar de que algunos estudios demuestran que este tipo de memorias se utiliza en el 99% de los casos exclusivamente para almacenar las fotos realizadas por sus propietarios. Conclusión: habrá que pagar por guardar las fotos del nacimiento del niño y el cumpleaños de la abuela. Y también por imprimirlas, ya que habrá canon para las impresoras y los faxes.

El debate sobre las tarifas debía estar resuelto a finales del año pasado, pero fabricantes y sociedades de gestión fueron incapaces de llegar a un acuerdo. Ante la falta de entendimiento, los Ministerios de Cultura –responsable de la LPI-y de Industria –representante de los fabricantes- debían determinar las tarifas definitivas antes de finales de marzo, pero finalmente optaron por posponer cualquier decisión hasta nuevo aviso.

“Aún no se ha decidido nada probablemente porque al Gobierno no le apetece tomar decisiones impopulares antes de las elecciones municipales”, señala el periodista y bloguer Nacho Escolar, conocido por su defensa del copyleft, el movimiento liderado por Lawrence Lessig que promueve la libre distribución de software y contenidos culturales.

Este profesor de Derecho de la Universidad de Stanford teme que de otro modo la cultura mundial acabará siendo propiedad de cinco grandes compañías. Y es que hay que tener en cuenta que las grandes discográficas, productoras y editoriales también tienen el copyright de las obras de los artistas. En los últimos tiempos, un selecto grupo de multinacionales controla la mayor parte del mercado.

Por todo ello, Escolar denuncia que “hay muchísima manipulación en todo este tema. Nos están presentando el canon como algo inevitable que viene de Europa, pero hay otras opciones. Lo que no es lógico es que se pague más a la SGAE que al fabricante de cd’s. En la actualidad, esa sociedad está sacando más dinero que nunca”.

La SGAE ha liderado la lucha por la defensa de los derechos de autor y, por tanto, también ha sido el principal blanco de los detractores del canon. Para empezar, estos critican que la compensación por las copias sea cobrada por las gestoras de derechos de autor y no directamente por los artistas. Si un autor no es socio de una de estas entidades, absolutamente privadas, no recibe un solo céntimo del canon y encima paga la tasa por los cds que pueda regalar en un concierto. Afiliarse a sociedades como EGEDA o CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos) es gratis. En el caso de la SGAE se paga una cuota de 15 € en el momento de inscribirse.

También se crítica que sólo 5.000 socios de los 85.000 que tiene la SGAE disfruten de derecho a voto. Este privilegio depende del volumen de beneficios económicos que generan. “Es la democracia del Banco Santander”, compara Escolar.

Las asociaciones contra el canon acusan a las entidades de gestión de derechos de utilizar la piratería como excusa para obtener beneficios económicos. “Los consumidores no deberíamos pagar por culpa de las mafias. Copiar con ánimo de lucro es un delito perseguible policialmente, no tiene nada que ver con los usuarios”, protesta Santiago Ureta, presidente de la Asociación Música en Internet (AMI), entidad integrada en la plataforma Todoscontraelcanon.

“Hace un par de años propusimos luchar contra el top manta diciendo que en vez de hacer esos libretos tan sofisticados incluyeran solo un cartón con las letras de las canciones y los títulos. Si los cds costaran cinco euros, los estudiantes los comprarían. Pero la SGAE se nos echó encima. El problema es que tienen un verdadero monopolio”, explica Ureta. Según la AMI, el canon les permite obtener mayores beneficios, ya que el precio de los cds, 18 euros de media, ya no se puede subir más. “No hay bolsillo que lo aguante y por eso muchos españoles compran sus cds y dvds en otros países. La gente va a Portugal o encarga los productos por internet porque salen a mitad de precio”.

Esta situación hace que el mercado negro de este tipo de productos no deje de crecer. “Es que no tiene sentido que la Administración tenga que pagar canon incluso por los dvds en que se graban los juicios, varios millones de euros al año”, señala el representante de la AMI. Tampoco parece de recibo que pagues varias veces por una única acción. “Si utilizas plataformas de descarga pagas por cada fichero que te bajas. Pero es que, además, pagas canon en el cd en que grabas la música y en el mp3 en que la guardas”.

Incongruencia
Los impuestos sobre las películas son aún más injustos, porque llevan sistemas de protección anticopia. “Si rompes esa protección estás cometiendo un delito. De manera que te están cobrando canon por un derecho que no puedes ejercer”, argumenta Escolar. “Otra injusticia tiene lugar con los videojuegos. Son muy copiados, pero sus creadores no reciben nada en concepto de canon. Esta tasa sólo protege a gente como Bisbal, a artistas de las viejas artes, no a los de las nuevas”.

Al ser consultada por Playboy sobre el canon, la SGAE se ha limitado a decir que comparte el punto de vista del resto de entidades de gestión y ha rehusado hacer más declaraciones. Sus compañeras en la defensa del canon insisten en que están protegiendo la cultura y “aunque suene fuerte, beneficiando al usuario”. En palabras de Rafa Sánchez, “los autores tienen la capacidad de prohibir la reproducción de sus obras y ahora se permite la copia privada siempre que haya una compensación equitativa. Hay dos opciones o se paga compensación o no hay copia”. El problema es quién le pone el cascabel al gato, quién determina de cuánto dinero estamos hablando y sobre todo quién se lo queda.

“Se está haciendo una terrible campaña de difamación contra las entidades de gestión de derechos”, asegura Sánchez, quien señala a la industria, a los fabricantes, como los responsables de haber creado “alarma social”. “Se ha llegado a decir que reclamábamos 2.000 millones sin que sepamos de dónde han sacado ese dato”.

El debate está servido no solo para esta primavera, sino también en el futuro, ya que la ley establece que las tarifas se revisen cada dos años.

Publicado por magda 12:10 PM | Comentarios (9)

Abril 18, 2007

Activismo y derechos humanos
¿Topos a lo Ana Rosa?

López Aguilar admite que su asesor de campaña ha plagiado el programa electoral de “Ciutadans” en Cataluña, tal como denunció hace unos días Mangas Verdes. Lo peor es que, en el fondo, lo del plagio es lo de menos, sobre todo teniendo en cuenta la frecuencia con que se producen últimamente. Y es que hace sólo unos días se supo que el PSC había plagiado el eslogan de CiU en las pasadas municipales: “Noves idees”. Bonita ironía.

El “negro” que le escribió el novelón a Ana Rosa Quintana “sólo” plagió algunos párrafos de otros autores no era otro que el periodista David Rojo. En aquel momento se hicieron muchos juegos de palabras con tanto color.

Lo más triste es que también podrían hacerse en este caso. El PSOE, temeroso de los votos que puede arrebatarle “Ciutadans” en algunas zonas acusa a esta estrambótica formación de ser de “derechas”. Ahora resulta que quienes se siguen llamando “socialistas” dan por válido un programa electoral que lo mismo vale para un rojo que para un descosido.

Las preguntas son fáciles:
- ¿En qué se diferencian unos partidos políticos de otros?
- ¿Cómo se escriben los programas electorales? ¿Habrá alguna vez “noves idees”? ¿Para qué sirven? ¿Quién los lee?
- ¿Quién es más incompetente, el asesor de López Aguilar o el autor de la campaña de Telemadrid: “Espe jode lo que somos”?

Este último se ha pasado de sincero, no vaya a ser que algún día tenga que desdecirse al estilo de sus jefes.

Actualización:
* En el telediario de las tres de TVE, López Aguilar asegura que en el programa electoral definitivo no aparecerán los puntos plagiados. ¿Y ahora qué harán, inventarse otros que no tengan nada que ver con ellos? ¿Qué van a cambiar: el contenido o la forma?

Publicado por magda 03:30 PM | Comentarios (11)

Abril 15, 2007


Israel y la belleza

Hace tres semanas publiqué un reportaje sobre el modelo de belleza que imponen los medios de comunicación y la publicidad, y el modo en que unos y otros utilizan el cuerpo de la mujer sin ningún tipo de escrúpulos para fines de lo más diverso. Ese mismo fin de semana, Iñigo Sáenz de Ugarte publicaba la siguiente anotación en Guerra Eterna:

El arma secreta de Israel

Acuciado por la mala imagen de Israel en el extranjero, el consulado en Nueva York acaba de tener una idea. Ni el Ejército ni la bomba nuclear ni la amenaza del terrorismo sirven para vender la marca. Si todo el mundo está de acuerdo en que el sexo vende, también tiene que funcionar con el Estado de Israel.

Tiran más dos tetas que dos resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

El objetivo es fomentar Israel como destino turístico y el reclamo, las tías buenas. El consulado se puso en contacto con la revista Maxim y le convenció con pruebas de que las modelos israelíes se merecen un reportaje de interés humano. La publicación quedó muy satisfecha. Sólo hay que ver la foto de una de las modelos que saldrán en las páginas de Maxim, Gal Gadot, para comprobar la solidez de su criterio. Sus lectores están en buenas manos.
(...)

Pero hay cosas que ni siquiera un grupo compacto de bellezones puede compensar:

What won't the Shin Bet security service do to break the spirit of a Palestinian detainee?

A continuación, Sáenz de Ugarte reproducía lo que los militares israelíes habían hecho a un detenido palestino para humillarlo. Los agentes llevaron a prisión a su mujer y a su padre, de avanzada edad, y obligaron a este último a vestirse como un prisionero, lo agarraron por los dos brazos y se lo mostraron a través de un cristal. "El resultado: el prisionero M. se puso en huelga de hambre e intentó suicidarse tres veces en su celda".

Iba a escribir intentó "matarse", una expresión correcta y que le vino muy bien a la Stasi para intentar ocultar el elevadísimo índice de suicidios de la población de la RDA, durante años sólo superado por el de Hungría. Llegado el caso, el registro de suicidos desapareció de las estadísticas oficiales, tal como se explica en la película "La vida de los otros". Años después volvió a ser contabilizada bajo el epígrafe de "autoasesinatos".

No hay nada como dominar el lenguaje. O al menos intentarlo. Eso es lo que hacen los francotiradores israelíes que intentan "explicarse" mediante todo tipo de eufemismos en el documental "Con una sola bala", One Shot (2004). Para ellos, pegarle un tiro a un civil que pasa por la calle no es, exactamente, un asesinato. Si recuerdo ahora esta película es porque volví a verla por casualidad justo el fin de semana en que leí la anotación de Sáenz de Ugarte. En el documental, uno de los francotiradores habla de lo que sintió al invadir una casa palestina y quedar prendado por los espléndidos ojos de la chica que estaba dentro. "Era tan guapa". A saber qué habría pasado de ser un adefesio.

"One shot" puede verse en una web sorprendente llamada Naranjas de Hiroshima, dedicada al "cine documental y otras formas de comunicación". En este blog hay verdaderas maravillas, desde un documental dedicado a los supermercados Wal-Mart hasta "Las espigadoras", pasando por algunos de los mejores reportajes emitidos en televisión en los últimos años.

Por último, aprovecho la ocasión para recomendar visita a la web del reportero gráfico Ferran Quevedo, quien lleva años documentando de manera intermitente cuanto sucede en Palestina y en el Líbano.

Publicado por magda 11:27 PM | Comentarios (2)

Abril 13, 2007

Desclasificados
No rojos: RDA (I parte)

Decía hace un par de días que estaba furibunda y por eso prefería no escribir. Mi rabia no se debía únicamente a la deplorable actitud de la iglesia oficial en su intento de cerrar la parroquia de Entrevías con excusas burocráticas, ojalá fuera solo eso.

Lo que acabó de exaltarme fue la visión de la película “La vida de los otros", en la que se narra de forma magistral la historia de unos artistas perseguidos y amenazados por la Stasi en la extinta Alemania del Este. Imposible no apretar los puños más de una vez en la butaca: 100.000 empleados y 200.000 confidentes al servicio de las élites del Partido Comunista. Su misión: “saberlo todo” para someterlos a todos.

Otro día volveré a escribir sobre cómo nos vigilan por estas latitudes o sobre el programa TIPS*, pero hoy prefiero recordar mis impresiones al ir a visitar a mis primos “adoptivos” de la RDA. Como ya he explicado alguna vez, pasé el curso 1988-89 en la República Federal de Alemania conviviendo con una familia a la que sigo visitando al menos una vez al año. La verdad es que viví muy bien, como una burguesita, pero me costó adaptarme a lo que para mí era un exceso de lujo.

A mis diecisiete respondones años aquel despilfarro me revolvía las tripas. En los ochenta muchas familias aún nos estábamos acostumbrando a tener agua caliente en la ducha y, de repente, me encontré viviendo en un hogar en el que había máquinas para todo, desde la cortadora del pan hasta un aparato de rayos uva e hilo musical ¡en el baño! Las luces estaban encendidas permanentemente y en la despensa siempre había como mínimo una docena de unidades de los productos más variopintos. Cuando íbamos al supermercado solíamos llenar un par de carritos y a veces nos gastábamos en una sola cena el equivalente a una semana del sueldo medio español de la época.

Pese a su comodidad, la mayoría de mis amigos alemanes tenía siempre un motivo de queja y los demás estaban deprimidos. A mí sólo me daban bajones cuando me tocaba vestirme de gala para ir a algún baile. Un día incluso me pusieron unas plumas, tal cual. Me dijeron que no me cerrara en banda, que fuese primero y lo criticase después. Y así lo hice: estuve criticándolo una semana entera, la que tardé en recuperarme del dolor de pies. La verdad es que mi familia alemana tuvo una paciencia ilimitada con la estudiante que le tocó en gracia.

Durante aquellos primeros meses sólo me comprendía mi abuela, mi adorada Oma. Ella pertenecía a la generación de las Trümmerfrauen (“mujeres de las ruinas”), las que empezaron a reconstruir el país después de la II Guerra Mundial, cuando solo había ruinas por todas partes y los hombres que no habían muerto estaban prisioneros en otros países. Ella también pensaba que todo ese consumismo era delirante, y para contrarrestarlo preparaba suculentos y baratos pasteles caseros con los que me cebaba literalmente.

A veces, durante aquellas merendolas, me contaba anécdotas de la guerra. Y en alguna ocasión me habló de los primos que se habían quedado al otro lado del Muro. Otra vez, la dichosa pelota de “Match Point”.

La prima Evi nació en Berlín Este. Mi familia y la suya solían llamarse por teléfono y se mandaban cartas y paquetes regularmente para no perder el contacto.

La primera vez que fui a la actual capital alemana, en enero de 1989, los responsables de AFS -los organizadores del programa de estudiantes- gestionaron un visado para que pudiéramos pasar un día entero en Berlín Este. Cruzamos el “mítico” Checkpoint Charlie a primera hora de la mañana en un estado de excitación total. A nuestra edad, dieciocho años, pasar de un bloque a otro era más emocionante que atravesar un océano y no podíamos dejar de preguntarnos qué habría al otro lado.

Durante las primeras horas, un guía oficial nos endosó una buena dosis de propaganda del régimen. No lo hacía del todo mal, decía cosas que parecían incluso lógicas, pero era demasiado gris para poder convencernos. Por la tarde, tan pronto como nos dejaron sueltos y “libres” empezamos a recorrer las calles. Eran idénticas a las que habíamos estado visitando los días anteriores en Berlín Oeste del modo en que lo son los hermanos mellizos. Casi iguales, pero uno siempre algo más feillo que el otro.

Buscamos las “mil” diferencias en cada lugar y nos fuimos sin descubrir por qué aquella ciudad era tan gris. Había algo en el ambiente, pero no sabíamos qué. Recuerdo que tuvimos esa inquietante sensación incluso cuando compramos unos trozos de pastel de queso en un supermercado sin apenas carteles. Nos esforzábamos por encontrarlo rico, pero, a pesar de que la receta era idéntica a la que preparaban nuestras “omas” adoptivas, sabía bastante peor. ¿Por qué? Las vacas no pueden ser tan distintas... Además, ocurría lo mismo con casi todo, desde las coca-colas de imitación hasta los chicles. “En realidad, cosas que no se necesitan para vivir”, sentenciamos. Esa fue nuestra conclusión cuando probamos un steak tartar en un restaurante ruso, “rojo” 100%. Ese steak sí que era un producto de primera necesidad y estaba exquisito.

Aquel día, y a aquella edad, no me dio tiempo a profundizar mucho más.

Apenas diez meses después, el 9 de noviembre de 1989, cayeron los primeros trozos de muro. Después de casi treinta años de existencia, aquella monstruosidad se desvanecía. Era tan difícil y tan maravilloso creerlo... Hacía muy poco que lo habíamos estado tocando y que nos habían dicho con pena que seguiría ahí bastantes décadas más. La noticia de su caída me impresionó tanto como comprobar años después que el que estaban construyendo las autoridades israelíes en territorio palestino era aún más grande y desafiante.

En cualquier caso, solo unos días después, mi amiga Eva y yo empezamos a ahorrar para ir a Berlín. Y, finalmente, en abril de 1990 compramos los billetes de interrail pertinentes y preguntamos a Renfe -bendita Renfe- si servían para la RDA que estaba a punto de unirse a la RFA. Nos dijeron que sí y les creímos.

Primero paramos en el Palatinado para visitar a mi familia alemana y allí nos cargaron de montones de regalos para los primos berlineses pseudodesconocidos. También nos escondieron en la mochila una piña y dos benjamines de champán para que celebráramos a lo grande que ese mismo día Eva cumplía 19 años. Cuando los encontramos apartamos las mochilas y brindamos como dos señoronas en el Orient Express sin dejar de mirar por la ventanilla que tan fascinadas nos tenía. Todo era perfecto hasta que llegó el revisor y nos confirmó algo que ya sabíamos: de Renfe es mejor fiarse poquito.

- El interrail no vale aquí.
- Pero si ya estáis casi unidos, protesté.

Él aún no lo veía tan claro y por su cara inexpresiva era difícil adivinar si le gustaba o no la idea de unirse a los hermanos occidentales.

-Tenéis que abonar el billete hasta Berlín y además pagar la multa.

Desgraciadamente, no teníamos mucho dinero, sólo regalos y además no eran para nosotras. Total, que el hombre tuvo que esperar a que nos quitáramos las botas y sacáramos de nuestros calcetines los marcos que llevábamos escondidos. Nos llegaba justo para los billetes, que no eran nada baratos, pero la multa nos la tuvo que perdonar forzosamente.

Era absurdo. Pero nada comparado con la muerte del joven Chris Geoffrey, asesinado por la policía nueve meses antes de cayera el Muro cuando intentaba atravesarlo.

De repente, un día cambia todo. Lo que ayer era imposible hoy es cotidiano. Otra vez la puñetera pelota de “Match Point”.

Los primos
Nos quedamos sin blanca, pero la prima Evi nos dio de comer muy bien durante aquellos días. Su familia acababa de mudarse a un nuevo apartamento en Berlín Oeste y estaban fascinados con su nueva vida. Durante aquellos días salir a pasear por las avenidas de Berlín Oeste provocaba una sensación agridulce. Estaban llenas de “ossis” -alemanes del este- que se pasaban las horas delante de los escaparates occidentales sin comprar nada, con las manos en los bolsillos. Por las noches, hacían otro tanto delante de las sex-shops. Sus anoraks grises y marrones eran inconfundibles.

El domingo que pasamos con los primos, el marido de Evi nos informó de que en el periódico anunciaban que iban a abrir un nuevo paso en el Muro. Durante unas horas se podría pasar tranquilamente sin necesidad de pararse en la frontera.

* TIPS: La administración norteamericana diseñó en el 2002 una red nacional de informadores voluntarios que debería espiar a sus conciudadanos y comunciar al gobierno cualquier actividad sospechosa, según una información publicada por Ritt L. Goldstein en El Mundo (10-3-2002).
"El programa para coordinar a los espías domésticos se llamaba TIPS (Sistema de Información y Prevención del Terrorismo) y se prevé que empiece a funcionar en agosto de 2002 en una experiencia piloto que se llevaría a cabo en 10 ciudades estadounidenses". Goldstein detallaba que en esta primera fase "el total de informantes alcanzará la cifra de un millón de personas para una población total de 24 millones de habitantes, es decir, uno por cada 24 personas". Este pequeño "ejército" se reclutará entre personas con fácil acceso a los hogares de otros, como carteros y amas de casa.

Desconozco cómo ha evolucionado el proyecto.

Publicado por magda 11:42 PM | Comentarios (13)

Abril 12, 2007

Activismo y derechos humanos
¿Hemos vuelto a vender a los saharauis?

"El plan de autonomía para el Sáhara Occidental que Marruecos presentó este miércoles en Nueva York a Ban Ki-Moon, secretario general de Naciones Unidas, "nos acerca más a la guerra que a una solución justa", según ha declarado la ministra saharaui de Cultura, Mariam Hmada, al periodista de "El Mundo" Leonardo Faccio durante la inauguración del IV Festival del Cine del Sáhara, que se celebra desde ayer hasta el próximo domingo en los campos de refugiados de Tinduf (Argelia).

El Polisario, sobre el plan de Marruecos: 'Nos acerca más a la guerra que a una solución'

LEONARDO FACCIO
El Mundo - Tinduf (Argelia)

(...)

"El proyecto marroquí es inviable: Lo consideramos una forma de querer retrasar el proceso de autodeterminación del Pueblo Saharaui, que es inamovible", ha dicho la ministra.

Tras recordar que el Sáhara Occidental fue durante más de 100 años colonia española, la ministra insistió en la responsabilidad de España en el asunto: "No puedo entender la postura del gobierno español. Apoyará el plan de autonomía de Marruecos. Zapatero ya hizo su declaración al respecto. Con esta política va tras las huellas del Gobierno francés, que ha apoyado siempre la postura del gobierno marroquí. Esa postura puedo entenderla de Francia porque era la potencia colonial de Marruecos, pero no puedo comprender que sea la del gobierno español siendo todavía potencia administrativa del Sáhara Occidental".

Publicado por magda 01:06 AM | Comentarios (7)

Activismo y derechos humanos
Rojos: El "milagro" de Fuenlabrada

Los lectores de "El País" entrevistaban ayer a José Moreno. El titular, contundente:

"Un empresario en España encarece el precio de la vivienda en más de un 30%"

La entrevista merece ser leída hasta el final. En ella, Moreno explica cómo se organizaron los vecinos en una cooperativa para resolver el problema de vivienda de los jóvenes.

Asimismo, compara las cadenas de las hipotecas con las que llevaba Espartaco y, por último, propone obligar a los candidatos a las municipales a comprometerse a construir como mínimo un 50% de vivienda pública:

"Que se comprometan ante notario y si no lo cumplen, sed su peor pesadilla".

A Moreno le llaman desde "rojo" hasta el Robin Hood de lo pisos y el constructor del "milagro". Una vez más, la pregunta es: ¿ser honrado y hacer "lo justo" es ser "rojo"? ¿A eso hemos llegado?

El pocero de Fuenlabrada ha puesto en jaque el mercado inmobiliario al ofrecer viviendas cuatro veces más baratas

DAVID CORRAL / ELPAIS.com - Madrid - 11/04/2007

"El precio de una vivienda son diez millones de pesetas, y con eso ya está bien pagada", de forma rotunda y con lenguaje llano, el 'otro pocero' intenta explicar que su milagro es más mundano que divino. Para José Moreno la clave de la burbuja inmobiliaria comienza con la falta de terreno liberado por las comunidades autónomas y el porcentaje que cobran los empresarios, ya que hasta un 40% del precio de un piso acaba en sus bolsillos. "A mí me resulta abusivo el porcentaje del 3,6% que hemos cobrado, de hecho cuando nos den nuevas promociones lo bajaremos al 2,5%".

(...)

La charla con los internautas se reanuda y el constructor del milagro vuelve a la carga para defender la realidad de sus pisos de tres habitaciones, trastero y piscina por 84.000 euros. "Empecé en esto porque mi Asociación de Vecinos consideraba prioritario el acceso a la vivienda por parte de los jóvenes. Por ello fundamos una cooperativa entre los vecinos. El precio de los terrenos obtenidos fue de 1.050 millones de pesetas". Moreno siempre se maneja en pesetas y recalca que el problema de que justo enfrente de su promoción los pisos cuesten 420.000 euros y los suyos 84.000 es que "el mercado inmobiliario en un 99% es privado", sumando la liberación de terrenos por parte de las comunidades y los beneficios del empresario.

"Mi fórmula se puede aplicar a promociones privadas"
El hecho de que sus promociones estén realizadas sobre terreno público no quita que su idea se pueda exportar al mercado privado. "Alguna vez he pensado en aplicar esta fórmula a promociones privadas. Se podría abaratar el coste de la vivienda por lo menos en un 30%, ese porcentaje se reduce de los beneficios del empresario". De ahí que Moreno ya haya escuchado algunos comentarios en el sector: "Están preocupados, nerviosos, me han comentado que me ande con cuidado".

Este extremeño de 57 años entiende las hipotecas como un retroceso "a la época de Espartaco, han vuelto las cadenas. Una hipoteca supone encadenar a los jóvenes durante 40 años", asegura, y no duda en citar siempre a su querida Fuenlabrada y los avances que ha alcanzado gracias a la cooperativa que el preside. "En Fuenlabrada se está construyendo hasta un 60% de vivienda pública, creo que ahora que hay elecciones hay que exigir a los candidatos que se comprometan a construir como mínimo un 50% de vivienda protegida. Que se comprometan ante notario y si no lo cumplen, sed su peor pesadilla".

Publicado por magda 12:41 AM | Comentarios (4)

Abril 11, 2007

Desclasificados
Manifiesto de la Asamblea de Intervención Democrática

En las últimas horas me han llegado varios correos preguntándome si tengo algo que ver con la Asamblea de Intervención Democrática (AID). Al parecer, después de que Gabilondo informara ayer en su telediario (Cuatro) sobre la presentación del manifiesto de la AID contra la crispación y el derecho a la información veraz, muchas personas intentaron adherirse a la causa y buscaron en google algo de información al respecto. También yo lo he hecho, pero en la actualidad no tienen página web y lo único que conozco de ellos es lo que publiqué hace dos años en este mismo "blog", la nota de prensa enviada ayer por la agencia "Efe" y un artículo en "El País".

Hace un par de semanas me llegó el manifiesto que ayer se presentó en un mail en el que no aparecía ninguna web, sino únicamente dos correos.

- el de Nicolás Sartorius: nsartorius@bufetesartorius.net
- el del Círculo de Bellas Artes de Madrid: presidencia@circulobellasartes.com

A continuación, reproduzco el manifiesto y adjunto el teléfono del Círculo: (91) 360 54 00

MANIFIESTO

I.- Muchos ciudadanos de nuestro país observamos con creciente inquietud el grado de crispación y enfrentamiento en que discurre la vida política española. Es propio de sociedades democráticas el debate, la confrontación dialéctica, la crítica acerba y, como no, la utilización de los derechos de expresión o de reunión con el fin de manifestar la protesta o el apoyo. Nada de lo anterior nos debe, pues, preocupar ya que forma parte de la normalidad democrática.

II.- Lo que nos inquieta, por el contrario, es que el debate político argumentado esté siendo suplantado por la descalificación y el insulto; que el normal funcionamiento de las Instituciones sea trastocado y se niegue legitimidad a quien gobierna por voluntad de la ciudadanía; que el derecho a una información veraz se sustituya por la manipulación sistemática de los hechos a base de mentiras o de medias verdades que confunden a la opinión pública. Conjunto de procesos indeseables que si bien no han conseguido, todavía, provocar una quiebra en la sociedad española, muestran ya indicios preocupantes de que se puede estar gestando esa fractura que conviene detectar y soldar cuanto antes.

III.- Creemos, sinceramente, que este clima crispado no obedece a la situación real de España. Es como si una realidad virtual, construida ex profeso con fines partidarios o electorales, se sobrepusiera a unos hechos objetivos que quedan así, la mayoría de las veces, sepultados por una avalancha mediática que se concentra en ciertos temas y se olvida de todo lo demás. Bien es cierto que nuestro país sigue teniendo problemas serios sin resolver sobre los que, por cierto, no se incide ni se ofrecen alternativas desde la oposición. Pero nadie, con un mínimo de honestidad, podrá negar que la economía marcha razonablemente bien, que el desempleo ha disminuido, que las fuerzas sociales han alcanzado importantes acuerdos, que se han producido avances no desdeñables en derechos sociales y civiles y que, en general, ha aumentado el bienestar de la población aunque, desde luego, no en igual medida para todos.

IV.- Ante la evidencia de estos hechos, toda la carga opositora se ha concentrado en unos supuestos peligros para la unidad de España y en una no menos supuesta rendición del Estado ante los terroristas. Es decir, nada menos que “España se rompe y España se rinde”. Conviene afirmar, pues lo contrario sería faltar a la verdad, que tamaña desmesura no tiene nada que ver con la realidad, al margen de la opinión que cada uno tenga sobre cómo ha administrado el Gobierno tan delicados temas. Las reformas de los Estatutos de autonomía, salvo el de Cataluña, han sido aprobadas por los dos partidos mayoritarios y supone una falsedad obvia sostener que el Estatut, surgido de las Cortes Generales, rompe la unidad de España.

Se puede o no estar de acuerdo con la política antiterrorista del Gobierno, pero de ahí a sostener que la decisión, mediante resolución judicial, de que un preso, por muy criminal que sea, pase a la situación de prisión atenuada, ante el riesgo acreditado por los médicos de que puede fallecer, cuando le quedan 16 meses de condena por un delito de coacciones, es una rendición ante la banda terrorista ETA resulta insostenible. Si de lo anterior se deduce, además, que el Gobierno ha pactado ya con la banda, o sus representantes políticos, el futuro de Navarra, de Euskadi y de España, sin acreditar tan graves acusaciones, nos parece que se ha alcanzado tal nivel de exageración y extremismo que se hace inviable un debate racional. En este sentido, no es aceptable convertir la lucha contra el terrorismo en el eje exclusivo de la oposición a cualquier gobierno democrático. Esta postura no tiene antecedentes en la Unión Europea. Sobre todo cuando en los últimos años la actividad terrorista ha disminuido en comparación con los cientos de atentados de anteriores legislaturas.

V.- El exceso ha llegado a tal punto que desde organizaciones con amplias responsabilidades sociales y financiadas por el Estado se hacen llamamientos a la objeción de conciencia en el cumplimiento de leyes aprobadas por el Parlamento y desde partidos con funciones de gobierno se apela a la rebeldía civil frente a un Ejecutivo legítimo, aduciendo que la nación española está en peligro. En un Estado democrático y no confesional, las leyes las hace el Parlamento y todos deben acatarlas. La apropiación partidaria de banderas e himnos nos retrotrae a épocas felizmente superadas y sólo puede ser causa de división. Convertir la propia idea de España en bandería es propio de dictaduras y de ideologías extremistas. En democracia no se puede pretender torcer la voluntad ciudadana ni con soflamas, ni con manifestaciones y menos con confusas actitudes “ caudillistas”. Es el voto y solo el voto el que debe decidir quién es el llamado a gobernar.

VI.- Esta política de confrontación se ha inoculado en esenciales Instituciones del Estado que deberían ser inmunes a las batallas políticas. Nos referimos a Institutos tan trascendentales como el Tribunal Constitucional. A veces da la impresión de que se producen movimientos, decisiones o maniobras tendentes a alcanzar objetivos que de otra manera no se lograrían (Véase el funcionamiento, en algunos casos del Consejo General del Poder Judicial) y que van en detrimento del prestigio y de la confianza que los ciudadanos depositamos en ellos.

VII.- Una situación de esta naturaleza no debería, en nuestra opinión, conducir al Gobierno a una actitud de confrontación, pero sí a una exigencia de liderazgo y de capacidad de propuesta. Una parte no desdeñable de la ciudadanía está confusa y es obligación de los gobiernos poner remedio al desconcierto. No es bueno olvidar que cuando la manipulación o incluso la mentira encuentran eco en las personas, ello obedece, generalmente, a una insuficiencia de claridad y de capacidad de comunicación por parte de aquellos que administran la cosa pública.

VIII.- En los próximos meses los ciudadanos vamos a tener ocasión de acudir a las urnas para votar en las elecciones municipales y, en ciertos casos, en las autonómicas. Será, sin duda, una buena ocasión- como siempre que los ciudadanos votan- no sólo de dirimir quien debe dirigir los consistorios y los parlamentos autonómicos sino también de exigir a los partidos y candidatos que se ocupen de los problemas concretos de los vecinos. Somos conscientes de que esta crispación inducida ha podido tener un efecto de hartazgo en los ciudadanos que los inclinen hacia la abstención. Nada sería más negativo en estos momentos. Los extremismos encuentran su espacio cuando la ciudadanía se abstiene y en esta ocasión cualquier inhibición no beneficiaría los avances sociales sino que propiciaría los retrocesos.

IX.- Nos gustaría apelar al buen sentido que las personas de nuestro país han demostrado siempre desde la recuperación de la democracia: que no nos dejemos arrastrar a la confrontación en base a la manipulación interesada; que evitemos dividirnos ante cuestiones en las que debemos mantenernos unidos como la paz, la libertad y la lucha contra el terrorismo; que defendamos el Estado de derecho, sus Instituciones y los avances civiles y sociales frente a los que pretenden hacernos retroceder en el tiempo.



Publicado por magda 03:07 PM | Comentarios (23)

Abril 10, 2007

Desclasificados
"Rojos": Entrevías

Llevo tres días reprimiéndome. No quería escribir en este blog, porque temía que, enfurecida como estaba, se me escapara un “a la mierda” labordetiano, y a mí, aunque no soy de escuela buena, me gusta mantener las formas. Ya he contado alguna vez que mi colegio se llamaba "Tacó" y estaba en un barrio que se pobló con emigrantes del sur de España. Como estaba algo estigmatizado hace unos años le cambiaron el nombre por otro mucho más bonito, “Ginesta”, que significa “retama” en catalán. Ya no me parece tan mal el cambio, pero sigo sin poder decir que estudié en el Ginesta. Sencillamente, no me sale y, además, es mentira.

Algo similar me sucede en la estación de tren de Entrevías. Ahora se llama “Asamblea de Madrid-Entrevías”, pero cuando llegué a esta parte de Vallecas por primera vez en 1991, el edificio de la Asamblea era ciencia-ficción y aún había muchas “casas bajas”. Aquel verano había empezado a salir con un chico que tenía montones de primos en el barrio. A partir de entonces me trataron como a una prima primero y como a una amiga años después.

Mi barrio no se parece demasiado a Entrevías, a pesar de que en mi colegio las adolescentes también se quedaban embarazadas con relativa facilidad y de que varios compañeros de clase se han perdido por el camino o están en la cárcel. En cualquier caso, siempre soy consciente de que todo podría haber sido más complicado. Tal vez si mis padres hubieran seguido en Sant Boi, hoy sería la prima (o la madre) de “La Juani”. Del barrio -en sentido amplio- sólo te “salvas” si tienes buenas notas o un tipazo. A veces es incluso más absurdo y todo es cuestión de suerte, como explica Woody Allen en “Match Point”. La pelota da en la red y durante un instante no sabes de qué lado va a caer.

En esta vida he conocido a muchas juanis y tengo varias primas que lo son de veras, no al estilo bigasluna. Sé cómo hablan y por qué a veces chillan tanto. Yo misma lo hago sin darme cuenta de vez en cuando. Pero en el fondo siempre fui una privilegiada, mi padre nunca se quedó en paro.

Ese era el gran miedo para muchos chiquillos de los años ochenta, si tu viejo se quedaba en paro la habías jodido.

Varios de mis tíos y algunos de mis primos sufrieron lo peor de aquella plaga. Claro que entonces nadie hablaba de depresiones. Un par de ellos se entretenía con sus canarios y cuidando de los sobrinos, pero el novio de una de mis primas no podía moverse del sofá. Era el más listo y el más sensible del clan, pero no había curro, así de simple. Aquello duró demasiados meses, pero, por suerte, hace años que desaparecieron sus ojeras crónicas y hoy le va bien.

Otros fueron menos afortunados, como aquel pariente de mis otros primos. La puta pelota cayó del lado equivocado y acabó en La Modelo. Hace mucho que murió. Tenía un año más que yo y solíamos jugar a beisbol los domingos en el pedregal de delante de su casa cuando íbamos a visitar a mis tíos.

No sé qué habrá sido de algunos de los “catalanes” que, como mi familia, bajaban cada verano a visitar a los abuelos a nuestro pueblo de Málaga. De pequeños éramos todos iguales, pero a medida que crecimos empezamos a llevar vidas distintas en El Prat, en Bellvitge, Santa Coloma, Sant Boi... No hacíamos preguntas, pero es obvio que me habría dado miedo cruzarme con alguno de ellos de noche de no conocerles. Mucho antes que aparecieran las mediáticas juanis ya existían los quinquis.

Está claro que mi vida actual tiene poco que ver con la de la gente de "Entrevías", incluso con la de las personas que ahora viven en mi antiguo barrio. Pero en Vallecas no me siento una marciana. No me sucede lo que contaba "Javier Ortiz" en su blog cuando en diciembre de 2001 los curas de la parroquia de "San Carlos Borromeo" lo invitaron a dar una charla sobre la Ley del Menor:

«Refractario a la impuntualidad, decidí acercarme con tiempo: no sabía ni dónde estaba la Parroquia ni con qué circulación me iba a topar por el camino. Finalmente, llegué con bastante antelación.

La iglesiuca, con una extraña forma de ermita campestre, estaba cerrada todavía. Un barbudo con aspecto de sin techo me gritó: «¡Ahora abren, jefe! ¡A las siete y media!».

Eché una ojeada a la fachada, llena de pintadas, presididas por un cartel de publicidad de un restaurante chino. Jamás había visto publicidad en una iglesia. Bueno, sí, en sentido amplio. Pero no como ésta.

Aproveché para pasear por el barrio.

Me vi sumergido en otro mundo. Los comercios, las conversaciones –incluso el idioma: el modo de hablarlo–, las vestimentas... Me sentí en otro país, en otro continente. La madre diciéndole a la hija embarazada, jovencísima: «¡Pues yo no conozco a nadie que se llame Melodía!». La tienda de «El Pinturas». El dependiente de comestibles, chino, con su niña sentada en el cochecito, detrás del mostrador, mirándola preocupado («¿Pol qué llola?»)...

Era un extraño. Y se daban cuenta.

Estoy acostumbrado a hablar de la pobreza; no a verla. Y está claro que la pobreza tampoco tiene costumbre de verme a mí.

Esa última frase me llegó al alma. Javier Ortiz es uno de los grandes, sin duda. Por muchas razones.

Esa frase suya me ha hecho recordar una de las últimas veces que estuve en Entrevías, hace tres años. La Vanguardia me había mandado a cubrir los atentados del 11-M y yo, en lugar de alojarme en un hotel, me hospedé en casa de mis viejos amigos. En aquel momento, vivían unas calles más abajo, precisamente junto a la estación de El Pozo.

La chica que me alojaba se salvó por los pelos aquella maldita mañana. Durante el día me iba a trabajar a Alcalá de Henares, a Leganés... Y por las noches nos desahogábamos juntas. ¿Por qué allí? ¿Por qué en El Pozo?

Aquellos días los periodistas se interesaron por el barrio y escribieron muchas páginas sobre la gente que ocupaba aquellos asientos, sobre su clase social y cosas por el estilo. Algunos compañeros con los que hablé se extrañaban de que me alojara precisamente en El Pozo. “No es un sitio normal para quedarse”, me decían. “Aunque El Pozo y Entrevías han cambiado mucho, bla bla bla. Total, sólo son un par de paradas desde Atocha”.

Sólo son cinco minutos de trayecto, pero nadie los recorre si no es estrictamente necesario.

Una de aquellas tardes, en lugar de quedar en el centro con un amigo al que hacía tiempo que no veía, le dije que viniera a Entrevías. Estaba agotada y no tenía ganas de desplazarme.

Recogí a Edu en la estación y buscamos un bar abierto donde comer albóndigas. Su indumentaria era de lo más discreto, ni una sola marca, nada que en principio denotara que no estaba acostumbrado “a mirar la pobreza” y al revés. Pero cantó como una almeja y los cabrones del bar nos clavaron.

Me pregunté si sería culpa de sus zapatos y recordé la entrevista que le hizo Vicent a Mario Conde, cuando se fijó en que su calzado estaba gastadísimo, pero su suela, intacta. Caminaba poco.

Los de Edu estaban muy usados, pero impecablemente limpios y cuidados. Son de los buenos y para conservarlos les mete una horma cada vez que se los quita. El día que me contó eso casi me caigo de la silla y me desnuco.

Para compensarle y que no le quedara mal sabor de boca, le hablé de Enrique de Castro y le dije que teníamos que ir a su misa.

Había acudido a su parroquia por primera vez a finales del 98. Me llevó hasta allí un vallecano que a pesar de hacerse periodista e incluso lograr un buen sueldo en el sector -algo milagroso-, nunca ha olvidado los campamentos que organizaba Enrique cuando él era un niño y los vecinos luchaban juntos por mejorar sus condiciones de vida.

Y aquel domingo, doce años después de hacerme atea (esa es otra historia), comulgué.

Comulgué con galletas que había traído la gente de la parroquia.
Recuerdo mis dudas. Al principio, no quería hacerlo, no me parecía “ético”, qué sé yo. Pero, de repente, entendí que después de haber compartido la mañana con aquellas personas no hacerlo habría sido una tremenda estupidez.
Aquel día se hablaron de muchas cosas, de mujeres que querían ayudar a sus hijos a desintoxicarse y de personas que no llegaban a final de mes. Y, desde luego, se leyó el evangelio, su verdadera esencia, hasta el punto de volver a emocionarme con el mensaje de Jesús como cuando era niña y creía que era un revolucionario que quería cambiar el mundo y acabar con todas las injusticias.

Enrique de Castro hablaba, precisamente, de eso, y mi amigo y yo nos reímos recordando que nos habíamos conocido en Santiago de Compostela en la presentación de una enciclopedia. Aquel fin de semana la catedral se había llenado de trabajadores de una conocida marca de pastelitos industriales. Llevaban patéticas banderitas con el logotipo de su empresa. Al parecer, el jefe había hecho un generoso donativo y los curas le dieron las gracias.

El templo parecía un anuncio surrealista.
"Los mercaderes en el templo", señaló mi amigo.
Justo lo que siempre denuncia Enrique de Castro.
Lo hizo hace muy poco en el ex programa de Jesús Quintero.
Lo dice siempre clarito.
El mensaje es muy claro.
Y claramente no gusta a los mercaderes.

Lo siento, pero “a la mierda”.

A la mierda con esos periodistas pagados por la Santa Iglesia Católica que ayer se cachondeaban de la comunión con “galletas y mejillones”. O con la repelente comentarista de mechas rubias que esta mañana en TVE animaba a Enrique para que no desesperase, porque podrá seguir haciendo su trabajo “asistencial” y su labor social desde otro lugar.

Él la ha corregido varias veces.

No se trata de trabajo asistencial. Unos no asisten a otros. Él no asiste a nadie, su parroquia no acoge. Su parroquia es de todos. Por eso siempre hay personas viviendo allí con él y con los otros dos sacerdotes.

Y por eso en su parroquia siempre hay gente, de todas las edades y de todos los barrios.

La última vez que estuve allí una familia joven se había desplazado desde la otra punta de la ciudad. Llevaban zapatos similares a los de Edu.

Probablemente, si los viera Cristina López Schlichting los llamaría “cutreprogres”, como hizo ayer en su programa para referirse a los que se acercaron el domingo a manifestar su apoyo a las gentes de San Carlos Borromeo.

O, directamente, “rojos”.

También yo he caído en la trampa de escribir en este mismo blog que Enrique de Castro es uno de los últimos curas rojos. El País hizo otro tanto hace unos meses.
¡Qué fácil es poner el adjetivo! Así todo se explica.
¿Pero se puede ser otra cosa en Entrevías?
¿Acaso alguien es “rojo” cuando hace lo que debe, lo que es justo, lo que es necesario?
“Justo y necesario”.
Aún recuerdo esa frase al final de las misas.

Publicado por magda 10:55 PM | Comentarios (12)

Abril 05, 2007

Desclasificados
... Y fin sobre el asunto de los marinos/espías capturados

Según declararon ellos mismos a Sky News poco antes de ser capturados, los marinos eran espías. Y supongo que para espiar a Irán hay que estar en territorio (o aguas) iraníes... En fin, este asunto parece zanjado, pero vendrán otros, el país está de moda.

Al final del artículo reproducido más abajo, la información sobre el ex agente del FBI perdido en Irán y el hecho de que Suiza sea la "defensora" de los intereses estadounidenses en este país también tienen su miga:

Los marinos británicos liberados por Irán realizaban labores de espionaje en el Golfo

El País - AGENCIAS - Londres / Teherán - 05/04/2007

Los marinos británicos capturados por Teherán estaban en aguas iraníes para "recopilar información" sobre Irán, dijo uno de los liberados a la cadena británica de noticias Sky News cinco días antes de ser descubiertos. Un equipo de la televisión patrulló junto al capitán Chris Air y los marinos por aguas iraquíes cinco días antes de que fueran detenidos por Irán.

Según fuentes de la cadena, no se ha hecho público este reportaje antes para no poner en peligro la vida de los 12 marinos. Reino Unido siempre ha asegurado durante la crisis que los marinos se encontraban en aguas territoriales iraquíes, donde sus barcos registran regularmente a los mercantes en cumplimiento de la resolución 1.723 de la ONU, y con el visto bueno del Gobierno de Irak.

Los 15 marinos liberados por el Gobierno iraní han llegado a las 12.00 (11.00 horas en la España peninsular) al aeropuerto londinense de Heathrow en un avión de British Airways procedente de Teherán. Para ellos, supone el final de 13 días de detención y, para sus respectivos países, el fin de un grave conflicto diplomático. En una declaración a la puerta de Downing Street, el primer ministro británico, Tony Blair, ha manifestado alegría por el regreso de estos militares y su pesar por la muerte, esta misma mañana, de cuatro soldados del Reino Unido en Irak.
(...)

Aparición en televisión

Anoche, la cadena de televisión iraní IRIB 2 emitió una nueva entrevista en la que tres de los marineros agradecieron al presidente iraní su liberación, en una breve entrevista emitida anoche en la cadena de televisión iraní IRIB 2. El teniente Felix Carman fue el primero de los tres en hablar en una entrevista de la que se desconoce en qué momento se grabó. El teniente aseguró entender la "ofensa" de la "intrusión en aguas" iraníes y dijo que le gustaría "ver que no se hace ningún perjuicio al pueblo de Irán y sus territorios", además de confiar en que "esta experiencia ayudará a construir las relaciones" entre Irán y Reino Unido.

La única mujer, Faye Turney, indicó a continuación que habían sido tratados bien, pero que "sería estupendo regresar, llegar a casa y ver a la familia". Turney, que vestía el velo islámico y habló con frases entrecortadas, agradeció el que les dejaran regresar, pidió "perdón por sus acciones" y dio de nuevo las gracias por tenerles "en su corazón y liberarnos". Por su parte, el capitán de la Marina Real, Chris Air, también se refirió al buen trato recibido y declaró que todos los miembros del grupo fueron tratados "muy bien, con respecto a todos sus derechos". Además, explicó que "se ocuparon de cuidados médicos y psicológicos, nos dieron mucha comida, agua", así como que ninguno de ellos "fue ofendido de ninguna manera".

Desaparecido en el sur de Irán un ex agente del FBI

Un ciudadano estadounidense, antiguo agente del FBI, permanece desaparecido desde hace varias semanas en el sur de Irán, según ha informado el portavoz del Departamento de Estado de EE UU, Sean McCormack.

La persona desaparecida, cuya identidad no se ha hecho pública, "se encuentra en Irán por asuntos personales", ha indicado McCormack, precisando que ni su familia ni su jefe han recibido noticias suyas desde hace "varias semanas". Según el portavoz estadounidense, que no ha querido dar la fecha exacta de la desaparición del individuo, las autoridades siguen la situación desde hace algún tiempo.

Estados Unidos ya ha pedido al Gobierno iraní que abra una investigación sobre el paradero del desaparecido, según un alto cargo del Departamento de Estado. "Por el momento, no tenemos ninguna información fiable sobre el lugar en el que se encuentra y, por tanto, estamos intentando determinar dónde está exactamente.

Estados Unidos e Irán no mantienen relaciones diplomáticas desde hace 27 años y es Suiza quien defiende los intereses estadounidenses en Irán.

Publicado por magda 09:51 PM | Comentarios (8)

Abril 04, 2007

Medios de comunicación
Informarse sobre el mundo árabe

El arabista Pedro Rojo selecciona a diario los artículos más interesantes publicados en la prensa árabe. En la actualidad, Al Fanar, su boletín, contiene 50.000 artículos clasificados por temas y países. Asimismo, incluye un listado en el que se informa sobre las tendencias de cada uno de los diarios reseñados.

Rojo era entrevistado recientemente por Victor-M. Amela en "La Vanguardia". Entre otros, decía lo siguiente:

Rojo: Más de un millón de personas se manifestaron contra la guerra de Irak por las calles de Rabat, y no más de 10.000 en todo el mundo árabe contra las caricaturas de Mahoma. La prensa occidental hinchó tanto estas últimas, que parecieron millones.

(...)

Amela: La prensa de los países árabes, ¿cómo ve lo de Irak?
Rojo: Critican la ocupación..., pero sin respaldar a la resistencia: gran parte de prensa es de capital saudí, y los saudíes recelan de una resistencia que podría apuntarle a ellos.

(...)

Amela: ¿Es compatible el islam con las libertades?
Rojo: Sí, porque todo es una cuestión de interpretación más o menos literalista del Corán. Pero desde el 11-S los medios occidentales insisten en identificar islam y terrorismo, y eso alimenta en el mundo árabe una sensación de agravio, de ofensa.

Amela: ¿Por eso se han quemado algunas embajadas occidentales?
Rojo: Lo de las caricaturas de Mahoma (dibujado conuna bomba en el turbante) no hubiese ocasionado tamaña reacción antes del 2001.

(...)

Amela: Pero los islamistas crecen, ¿no?
Rojo: Sí. Y se amañan elecciones para impedir que ganen. Lo que les reporta más simpatías, les mitifica. ¡Que ganen y que gobiernen, y la gente ya les pasará cuentas!

Amela: ¿Cuál es su diario árabe favorito?
Rojo: Al Hayat, por la excelencia de sus intelectuales, muy variados. La prensa árabe está estimulando la aparición del individuo que se informa y que se crea sus propias opiniones. ¡Escuchemos ya lo que ellos están diciendo de ellos mismos!.

Publicado por magda 10:48 PM | Comentarios (2) | TrackBack

Abril 03, 2007


Traducción del artículo de Terry Jones

El irónico artículo sobre los prisioneros británicos del ex Monty Phyton publicado en The Guardian ha resultado de interés para varios lectores. Uno de ellos me ha enviado la siguiente traducción al castellano. ¡Muchas gracias, Manolo!

¿Es eso humillación?

Comparto la indignación expresada en la prensa británica acerca del tratamiento de nuestro personal naval acusado por Irán de entrar ilegalmente en sus aguas. Es una desgracia. Nunca habríamos soñado con tratar a los prisioneros de ese modo... permitiéndoles fumar cigarrillos, por ejemplo, y eso que está demostrado que fumar mata. Y en cuanto a haber forzado a la pobre soldado Faye Turney a llevar un pañuelo negro en la cabeza, y después dejar que la fotografía se publicara en todo el mundo... ¿es que los iraníes no conocen el concepto del comportamiento civilizado? Por el amor de Dios, ¿qué hay de malo en ponerle una bolsa en la cabeza? Eso es lo que nosotros hacemos con los musulmanes que capturamos: les ponemos bolsas en la cabeza para que les sea difícil respirar. Entonces es perfectamente aceptable tomarles fotografías y hacerlas circular en la prensa porque los prisioneros no pueden ser reconocidos ni humillados de la forma en que estos desgraciados soldados británicos lo son.

También es inaceptable que se les haga hablar a estos presos británicos en la televisión y decir cosas de las que puedan arrepentirse luego. Si los iraníes les pusieran cinta americana en la boca, como nosotros hacemos con nuestros prisioneros, no podrían hablar en absoluto. Naturalmente, es probable que también les sea incluso más difícil respirar -especialmente con una bolsa sobre sus cabezas-, pero al menos no se les humillaría.

¿Y qué es todo eso de permitir a los cautivos escribir cartas a sus casas diciéndoles que están bien? Ya es hora de que los iraníes se adapten al resto del mundo civilizado: deberían permitir a sus presos la privacidad de las celdas de aislamiento. Ese es uno de los muchos privilegios que los EEUU conceden a sus prisioneros en la Bahía de Guantánamo.

La auténtica señal de un país civilizado es que no se apresuran a acusar a la gente que han arrestado arbitrariamente en los lugares que acaban de invadir. Los internos de Guantánamo, por ejemplo, han disfrutado de la privacidad que desean durante casi cinco años, y el primero de ellos acaba de ser acusado ahora. ¡Menudo contraste con la vergonzante prisa de los iraníes por hacer desfilar a sus cautivos ante las cámaras!

Más aún, está claro que los iraníes no dan a sus prisioneros británicos nada de ejercicio físico decente. El ejército de los EEUU se asegura de que sus presos iraquíes disfrutan de entrenamiento. Éste consiste en emocionantes "posiciones de tensión", que los presos deben mantener durante horas para mejorar los músculos del estómago y los gemelos. Un ejercicio habitual es cuando se les hace estar de puntillas y después acuclillarse de forma que sus muslos estén paralelos al suelo. Esto produce un intenso dolor y, finalmente, una disfunción muscular. Es divertido y sano y tiene la ventaja de que los cautivos confesarán lo que sea con tal de salir de ésta.

Y esto me lleva a mi argumento final. Está claro de su aparición en TV que la soldado Turney estaba bajo presión. Los periódicos han convencido a los psicólogos del comportamiento para que examinen el video y todos han concluido que ella se siente "infeliz y estresada".

Lo que es terrorífico es la forma tan deshonesta en la que los iraníes la han hecho "infeliz y estresada". No muestra marca alguna de electrocución o quemaduras y no hay señales de que haya sido golpeada en la cara. Esto es inaceptable. Si los presos van a ser puestos bajo coacción, por ejemplo forzándoles a adoptar posturas sexuales comprometedoras, o provocándoles shocks eléctricos en sus genitales, deberían ser fotografiados, como lo fueron en Abu Ghraib. Las fotografías deberían hacerse circular luego por el mundo civilizado para que todos puedan ver exactamente lo que ha estado pasando.

Como señaló Stephen Glover en el Daily Mail, quizás no estaría bien bombardear Irán como represalia por la humillación de nuestros soldados, pero claramente el pueblo iraní debe sufrir... ya sea incrementando las sanciones, como sugiere el Mail, o simplemente haciendo que el presidente Bush se dé prisa y les invada, como de todos modos tiene intención de hacer, y traiga a su país la democracia y los valores occidentales, como ha hecho en Iraq.


Publicado por magda 10:20 AM | Comentarios (11)

Abril 02, 2007

Cine
"300", al servicio de la guerra contra Irán

La escritora iraní Nazanín Amirian me hace llegar otro de sus excelentes artículos. En esta ocasión, analiza en qué momento se estrena la película "300", algunas de las falsedades que explica y la propaganda que contiene. Por último, reflexiona sobre la moda en que se presentan las guerras en los medios audiovisuales.

"300", al servicio de la guerra contra Irán
Nazanín Amirian

"300" es el título de la polémica película estadounidense que narra, a su manera y basada en la versión escrita por Heródoto el historiador griego, la Batalla de las Termópilas entre las tropas iraníes encabezadas por el rey Jerjes I y las del rey espartano Leónidas I. Aunque la historia suele ser escrita por los vencedores, en este caso son los aliados de los vencidos quienes se han ocupado, en una gran superproducción, de justificar su interpretación en aquella guerra.

La manipulación de los hecho comienza con el mismo título de la película. Para demostrar la heroicidad los griegos ante el poderos ejercito iraní, da la impresión que en el campo de la batalla sólo lucharon los 300 guerreros espartanos. ¡En absoluto es cierto! Pues, por un lado, cada espartano solía ir acompañado por dos siervos tespianos, por lo que eran 700. por otro lado se borra del mapa otros 6000 hombres aliados griegos compuestos por Tegeas, Mantineas, Orcómenos, Corintos, Fliuntes, Micenas, tespios, tebanos, focenses y locros entre otros. Los clásicos griegos, para justificar su derrota en aquella batalla cambiaron los datos y los hechos. Y así, por arte de magia, los 150 o 200.000 soldados persas se multiplicaron para alcanzar la imposible cifra de 5.283.220 hombres.

Una vez declarada la guerra, tanto las fuentes griegas como las persas afirman que Jerjes, tras conocer el tamaño reducido del ejército enemigo, les pidió que se rindieran para no ser aniquilados, sin embargo, Leónidas rechazó esta oferta. Fue un suicidio anunciado en el que aquellos héroes guerreros no tenían otro remedio que luchar hasta morir, tanto por el código de honor al que estaban atados como por tribunales de guerra que en el caso de huir o rendición les condenaban a muerte.

En esta nueva entrega de la publicidad en favor del "choque de civilizaciones" y una pura apología de la guerra y del racismo que ha batido el récord de taquilla y de ganancias (¿un termómetro del grado de salud de nuestras sociedades?) se deslizan sutiles propagandas del “pensamiento único” que divide el mundo entre El Bien absoluto y El Mal absoluto, y que el primero es materializado en el cuerpo de hombres guapos, sexys, de ojos azules, fuertes y graciosos que hablan de "democracia y libertad" al puro estilo de marines norteamericanos en Irak, y el otro en figuras de tez oscura (¡da igual que, como es en este caso, el monarca ario de Persia sea dibujado como un tuareg africano con un turbante indio al estilo de Aladino!), monstruos deshumanizados, salvajes y sanguinarios.

Confieso que discrepo con mis compatriotas que reclaman la figura del Rey Jerjes I como la reencarnación de la bondad y compasión en sus conquistas. Creo que ningún mandatario que envía a sus tropas a destruir hogares y ciudades y arrasar vidas enteras puede ser un reclamo de lo moral y la ética. Aunque es cierto que la película –una extensión de Alejandro, otro film con un contenido parecido-, se exhibe justamente en el momento que el fantasma de una agresión militar merodea alrededor del pueblo iraní. Tampoco me importa si la película refleja la veracidad de los hechos históricos, ya que tanto en aquella época como ahora, a quienes sus hogares son arrasados, sus hijos asesinados, sus mujeres violadas, sus sustentos robados da igual el color de la piel de aquellos que cometen estas salvajadas.

Las guerras televisadas y emitidas en directo como un espectáculo más, al menos nos deben de enseñar que no hay invasores buenos y malos, ni hay guerras buenas y malas. Las guerras mutilan, violan, aterrorizan y matan, sin contar las imborrables secuelas psicológicas que dejan para siempre. Las películas bélicas tiene la magia “negra” de hacer que nos pongamos en la piel del héroe, del vencedor y que inconscientemente disfrutemos del dolor ajeno, y convertirnos en los cómplices de aquellos crímenes. Silencian las causas de los conflictos, embellecen el sufrimiento con efectos especiales y habilidades escenográficas y camuflan la crueldad que un ser humano ejerce sobre otro “cumpliendo con su deber ”.

Este tipo de películas lejos de darnos una lección para prevenir la peor tragedia que peude sufrir una comunidad humana, -la guerra, ese ingenio infernal de nuestra especie-, alimenta la industria de las armas, convertida en el principal negocio del planeta, y justifica la militarización global. Los gastos militares hoy alcanzan la cifra récord de 835.000 millones de euros, un 3,4% más con relación al año pasado. Tan solo con lo que se gasta en cuatro días en armamento en el mundo, se podría escolarizar a 125 millones de niños, y con un 10% se podría garantizar el acceso a los servicios básicos a toda la población humana: Las guerras son la principal causa de hambrunas en todo el mundo.

Frente a “300", películas como “Città aperta”, de Roberto Rossellini, o “Hiroshima, mon amour”, entre otras, nos invitan a una reflexión sobre la guerra, los desgarros humanos que produce, sus niños huérfanos, sus mujeres pisoteadas y humilladas, y los hogares convertidos en un montón de escombros: se trata simplemente de recuperar la memoria, y abrir los ojos para ver y para mirar.


Publicado por magda 02:11 PM | Comentarios (40)

Activismo y derechos humanos
Terry Jones (Monty Python) y los dobles raseros

A veces perdemos la perspectiva, viene a decir Terry Jones, de los Monty Python, en su irónico artículo de ayer en The Guardian. Se refiere a las críticas del Reino Unido -legítimas, justificadas y compartidas por él y por cualquiera que crea en los derechos humanos- al trato que están recibiendo los soldados británicos capturados por Irán. Sin embargo, recuerda que en Guantánamo las condiciones de los "detenidos" son infinitamente peores y se pregunta qué es peor o más "humillante": ¿obligar a una mujer a cubrirse el pelo con un pañuelo u obligar a un prisionero a permanecer, ni se sabe cuánto tiempo, con la cabeza tapada por una bolsa?

Call that humiliation?

I share the outrage expressed in the British press over the treatment of our naval personnel accused by Iran of illegally entering their waters. It is a disgrace. We would never dream of treating captives like this - allowing them to smoke cigarettes, for example, even though it has been proven that smoking kills. And as for compelling poor servicewoman Faye Turney to wear a black headscarf, and then allowing the picture to be posted around the world - have the Iranians no concept of civilised behaviour? For God's sake, what's wrong with putting a bag over her head? That's what we do with the Muslims we capture: we put bags over their heads, so it's hard to breathe. Then it's perfectly acceptable to take photographs of them and circulate them to the press because the captives can't be recognised and humiliated in the way these unfortunate British service people are.

It is also unacceptable that these British captives should be made to talk on television and say things that they may regret later. If the Iranians put duct tape over their mouths, like we do to our captives, they wouldn't be able to talk at all. Of course they'd probably find it even harder to breathe - especially with a bag over their head - but at least they wouldn't be humiliated.

And what's all this about allowing the captives to write letters home saying they are all right? It's time the Iranians fell into line with the rest of the civilised world: they should allow their captives the privacy of solitary confinement. That's one of the many privileges the US grants to its captives in Guantánamo Bay.

The true mark of a civilised country is that it doesn't rush into charging people whom it has arbitrarily arrested in places it's just invaded. The inmates of Guantánamo, for example, have been enjoying all the privacy they want for almost five years, and the first inmate has only just been charged. What a contrast to the disgraceful Iranian rush to parade their captives before the cameras!

What's more, it is clear that the Iranians are not giving their British prisoners any decent physical exercise. The US military make sure that their Iraqi captives enjoy PT. This takes the form of exciting "stress positions", which the captives are expected to hold for hours on end so as to improve their stomach and calf muscles. A common exercise is where they are made to stand on the balls of their feet and then squat so that their thighs are parallel to the ground. This creates intense pain and, finally, muscle failure. It's all good healthy fun and has the bonus that the captives will confess to anything to get out of it.

And this brings me to my final point. It is clear from her TV appearance that servicewoman Turney has been put under pressure. The newspapers have
persuaded behavioural psychologists to examine the footage and they all conclude that she is "unhappy and stressed".

What is so appalling is the underhand way in which the Iranians have got her
"unhappy and stressed". She shows no signs of electrocution or burn marks and there are no signs of beating on her face. This is unacceptable. If captives are to be put under duress, such as by forcing them into compromising sexual positions, or having electric shocks to their genitals, they should be photographed, as they were in Abu Ghraib. The photographs should then be circulated around the civilised world so that everyone can see exactly what has been going on.

As Stephen Glover pointed out in the Daily Mail, perhaps it would not be right to bomb Iran in retaliation for the humiliation of our servicemen, but clearly the Iranian people must be made to suffer -whether by beefing up sanctions, as the Mail suggests, or simply by getting President Bush to hurry up and invade, as he intends to anyway, and bring democracy and western values to the country, as he has in Iraq.

*Terry Jones is a film director, actor and Python - www.terry-jones.net

Publicado por magda 09:57 AM | Comentarios (0) | TrackBack