Magda BanderaMagda Bandera
Bitácora sobre activismo, desinformación y literatura
Comentarios: Triunfos

Pues fíjate, me cuesta más ver el machismo en el tema del baloncesto. En el fútbol sí está claro, pero me cuesta más para el basket.
De hecho, nadie pone pegas a que un hombre entrene a chicas ni a que una mujer entrene a las chicas ¿dónde está el problema?. ¿Seguro que cuestión de sexo?.
Quizá, bien pensado, la cuestión es, como bien dices, el triunfo y lo que ello conlleva, es decir, una competitividad feroz. Ser entrenador ACB es una cosa por la que algunos (masculino plural) matarían. Imagino que si a esto le añades una pizca de machismo (pues no creo que exista mucho más) tienes la respuesta.
Son muchos los entrenadores de élite en paro o intentando rehacer su carrera en ligas inferiores. Imagino que esa pizca de machismo hará que la competitividad vuelta en contra de la mujer entrenadora sea más feroz, si cabe, que contra los hombres entrenadores.
Te lo dice uno que es entrenador (aunque no ejerzo, claro).

Enviado por Juanki en Septiembre 6, 2005 05:07 PM

Je, je, se te ve el plumero, Juanki. Te has dejado la posibilidad "ni a que una mujer entrene a chicos". ¿De verdad no te has dado cuenta? Lapsus le llaman a esto.

Enviado por jose en Septiembre 7, 2005 02:18 AM

No, no me la he dejado, pues precisamente ES DE ESA posibilidad de la que hablamos hoy. Ahí contaba las otras posibilidades que hay, y nadie pone pegas, la pega viene del caso que hablamos: chica entrena chico. A donde quiero llega es a que el papel del machismo ahí es pequeño, creo que pesa mucho más la voraz competitividad del sector. Esa mujer entrenadora, además de mujer (que algo le habrá perjudicado por ese algo de machismo) es nueva en un mundillo muy muy competitivo. Creo que pesa más el factor "nueva" y "competitivo" que el factor "mujer" (que algo pesará, sí).

Enviado por juanki en Septiembre 7, 2005 01:32 PM